Innovación

UPS también está experimentando con ‘drones’ repartidores

Escrito por Elías Notario

Tras el revuelo generado por el anuncio de que Amazon trabaja en un nuevo sistema de reparto de paquetería con vehículos aéreos no tripulados, ahora conocemos que UPS también está experimentando con ‘drones repartidores’

Menudo revuelo el que se ha generado tras anunciar Jeff Bezos, CEO de Amazon, que el equipo de I+D de la compañía anda trabajando en Prime Air, un nuevo sistema de reparto cuyo objetivo es lograr entregar los pedidos a los clientes en 30 minutos o menos usando vehículos aéreos no tripulados (conocidos a nivel popular como drones). Después del anuncio ha habido toda clase de reacciones y nuevas informaciones relacionadas con el tema, entre ellas la que apunta que la empresa de paquetería UPS –una de las más grandes del mundo– también está experimentando con drones para entregar paquetes.

En concreto, según fuentes familiarizadas con el asunto, UPS está probando y evaluando diferentes enfoques sobre el uso de aviones no tripulados en la distribución de mercancía, lo que la propia compañía confirmó al declarar a través de un portavoz que:

“El uso comercial de drones es una tecnología interesante y vamos a seguir evaluándola. UPS invierte más en tecnología que cualquier otra compañía en el negocio de la entrega de paquetes, y siempre estamos planeando para el futuro”

Eso fue todo lo revelado por UPS. ¿Sorprendido? Seguro que sí, salvo que seas un experto en la industria que nos ocupa o en la utilización de vehículos aéreos no tripulados con fines civiles.

Por ejemplo Ryan Calo, profesor de derecho especializado en drones y robótica, opina que lo sorprendente sería que una empresa como UPS no estuviera teniendo en consideración esta tecnología porque “si quieres competir en logística, drones y robots tienen que ser parte de la conversación acerca de hacia dónde se dirigen las cosas”. Y también cree que lo planteado por Amazon, realizar entregas directas a los consumidores mediante vehículos aéreos no tripulados, es algo difícil de lograr en el corto plazo y se inclina más por la utilización de drones para agilizar el movimiento de paquetes entre centros logísticos, gracias a lo que en términos generales mejorarían los tiempos de entrega.

Buena jugada publicitaria de Bezos

Cuanto más escarba uno en torno al asunto del reparto de paquetería con drones, más claro queda que el anuncio de Bezos realmente fue una jugada publicitaria maestra y nada más.

Por un lado, no fue casualidad que hablara de la cuestión justo un día antes del Cyber Monday  –podía haberlo hecho cualquier otro, el proyecto no arrancó ayer–. Por el otro, sabe perfectamente que la puesta en marcha de Prime Air queda bastante lejos porque son diversos los escollos que faltan por superar –técnicos y sobre todo regulatorios– y también que no estamos ante algo nuevo ni mucho menos.

Dos casos concretos que lo demuestran: el de FedEx, que ya en 2009 mostró su deseo de contar con una flota de vehículos aéreos no tripulados; y el del servicio de correos francés, que prepara un escuadrón de “20 drones postales” basados en el cuadricóptero AR.Drone fabricado por Parrot que repartirán todos los días la prensa a partir de las 7 de la mañana en la provincia francesa de Auvergne.

Podríamos poner muchos más. La cantidad de proyectos centrados en investigar los posibles ámbitos de aplicación de los drones y qué sería necesario para lograrlo es abundante, lo que nos lleva a concluir que en el futuro los vehículos aéreos no tripulados formarán parte de nuestra vida diaria, lo único que sí sabemos seguro a estas alturas. De qué manera y cuándo no lo sabemos, tampoco Bezos, quien en opinión de otro visionario tecnológico, Bill Gates, “está siendo muy optimista o quizás demasiado optimista”.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com