Innovación

Uber quiere repartir comida a domicilio con drones a partir de 2021

Uber quiere repartir comida a domicilio con drones a partir de 2021

Los planes de la compañía de transporte colaborativo pasan por la diversificación de su negocio y la apuesta por el reparto de comida a domicilio, tan popular en los últimos tiempos.

Al igual que Amazon se decidió a comercializar productos frescos y orgánicos con la compra de Whole Foods Market o que Facebook se ha asociado con varios restaurantes en Estados Unidos para brindar servicios de comida a domicilio, Uber, la startup unicornio más relevante del mundo, también quiere ganar importancia en el terreno del reparto de comida, algo que ya hace mediante su plataforma UberEats -rival de JustEat, Glovo o Deliveroo- pero a la que quiere añadir un importante elemento en la ecuación: drones. 

Tal y como adelantaban medios como The Wall Street Journal o Telegraph, Uber quiere iniciar su reparto de comida a domicilio con vehículos aéreos no tripulados en torno al próximo año 2021, teniendo por delante un plazo de tres años. Ya el pasado mes de mayo la compañía encabezada por Dara Khosrowshashi anunciaba que contaba con el visto bueno de las autoridades estadounidenses para probar comercialmente el uso de drones para tal fin.

Así es Bruno, el robot pizzero de Zume Pizza que bate récords entre fogones

La empresa de transporte ya ha puesto un anuncio en la búsqueda de un ejecutivo responsable de que a lo largo de 2019 se pruebe el reparto de comida con drones, para que el servicio ultrarrápido a domicilio gracias a esta tecnología puntera esté listo tres años después. Según un informe de UBS, la comida a domicilio moverá 365.000 millones de dólares para 2030, lo que implica un considerable crecimiento anual -superior al 20%- de este segmento de mercado.

El lugar destinado para testar esta nueva aventura es la ciudad californiana de San Diego, como parte de una iniciativa diseñada por el Gobierno estadounidense para incentivar el desarrollo y la investigación en relación a los drones, cuya penetración en la industria y la sociedad es cada vez mayor. De hecho, la logística con estos aparatos será un mercado de 11.200 millones de dólares en 2022.

En el programa no solamente participará Uber, sino que existirán más de diez zonas distintas en Estados Unidos para realizar pruebas y testeos de reparto de paquetería o de servicios de comida a domicilio, en las que participarán grandes tecnológicas como  FedEx, Intel, Alphabet y Qualcomm. 

El plan de diversificación de Uber está estrechamente relacionado con su salida a Bolsa:l a oferta pública de acciones (OPV) de la compañía está prevista para comienzos de 2019 y las previsiones de Goldman Sachs y Morgan Stanley apuestan por una valoración de 120.000 millones de dólares. Mientras, UberEats crece y ya genera una facturación bruta anualizada de 6.000 millones de dólares, opera en 290 ciudades de unos 30 países y ya constituye la mayor plataforma de reparto de comida a domicilio fuera de China. Algunas voces apuntan al interés en la pronta compra de la startup Deliveroo para continuar su imparable expansión por Oriente y Europa.

Fuente | Telegraph

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.