Innovación

Tesla recibe cerca de 40.000 pedidos anticipados de las Powerwall, sus baterías para el hogar

tesla-powerwall

Analizamos las Tesla Powerwall, las baterías de Elon Musk para el hogar: su éxito en pedidos, sus pros, sus contras y la razón por la que lo tienen complicado en España.

La pasada semana, Tesla confirmó lo que ya se venía rumoreando: su entrada en el mercado doméstico con unas baterías (llamadas Powerwall) con las que poder reducir nuestra dependencia de la red eléctrica convencional y ahorrar dinero en nuestra factura a final de mes. Un movimiento que no por predecible ha hecho que sea menos impactante, ya que este mercado siempre ha sido complicado de abordar por las nuevas compañías ante las reticencias de los usuarios y, especialmente, por la presión de los proveedores de electricidad.

Sin embargo, y pese a las dudas iniciales de analistas y expertos del sector, parece que las Tesla Powerwall están causando sensación. Así, en poco más de una semana, la compañía de Elon Musk ya ha recibido el encargo de 2.500 equipos completos de este sistema de baterías, compuesto cada uno de nueve unidades, aunque la cifra completa, sumando las baterías que se han vendido de forma individual, asciende a más de 38.000 encargos.

Las Powerwall, que no dejan de ser un gran acumulador de energía (para aprovechar las tarifas más económicas de luz, guardar la potencia generada con los paneles solares de la casa para cuando necesitemos utilizarla o evitar apagones en caso de cortes de luz) comenzarán a entregarse en 2016, lo cual no ha impedido el interés de estos ‘early-adopters’ que ya se están frotando las manos ante esta nueva tecnología.

Buena intención… pero muchas barreras en contra

Las baterías de Tesla para el hogar presentan un diseño espectacular, tan futurista que todos querríamos tener una en nuestra casa. Esa pretendida independencia energética que prometen, además, no resulta especialmente cara: la Powerwall de 7 KWh cuesta en torno a 3.000 dólares, 3.500 en el caso de la de 10 kWh. Recordemos que cada casa puede instalar hasta nueve de estas baterías, sumando una capacidad total de 90 kWh.

Tesla Powerwall

Contando que el consumo medio de una casa ronda los 30/35 kWh, estas baterías nos permitirían ser independientes de la red eléctrica hasta tres días… al menos sobre el papel. Recordemos que la Tesla Powerwall depende de una fuente de energía externa, por lo que deberemos ser capaces de producir toda esa cantidad de electricidad por nuestra cuenta si queremos ser autosuficientes. Eso implica que bloques de apartamentos o entornos urbanos, en los que es complicado instalar decenas de paneles solares por vivienda, quedan fuera de esta tecnología ya que, en caso contrario, lo único que haremos será acumular la luz que ya hemos “comprado” a la red convencional para usarla en otro momento.

Además, en el caso de querer contar con el pack completo de Tesla, el precio asciende a más de 30.000 dólares, con lo que su rentabilización es muy complicada a corto plazo. Por otro lado, si contamos que estas baterías deben contar con un conversor para poderse usar en nuestras casas y que su instalación debe correr a cargo de un técnico profesional, el precio final de las Powerwall sigue aumentando y, por ende, haciendo aún más lejano el momento en que se compense la inversión con el ahorro obtenido en la factura de la luz.

Tesla Powerwall

Asimismo, los antecedentes no son halagüeños para Tesla. No en vano, la tecnología que ha presentado Musk no es nada nueva, ya que muchos otros fabricantes han lanzado productos similares en los últimos años. Por ejemplo, la batería de hidrógeno del Toyota Mirai puede sacarse de este automóvil y usarse para dar energía a una casa durante siete días completos y, sin embargo, su uso apenas está extendido.

Complicada implantación en España

Las Tesla Powerwall se enfrentarán a otra barrera adicional cuando traten de implantarse en nuestro país: la regulación sobre energías renovables y autoconsumo. En ese sentido, el gobierno de Mariano Rajoy está ultimando un Real Decreto por el que introducirá un peaje de respaldo a todas aquellas viviendas que produzcan su propia electricidad.

Ello implica que estos hogares deberán pagar un canon por la luz que genere por el simple hecho de estar conectados a la red convencional de electricidad (aunque ya le paguen a la compañía eléctrica el coste mínimo por estar enganchados a su red, lo cual ha sido denunciado al entenderse que es ilegal cobrar una tasa dos veces por el mismo concepto). Esta nueva medida hará que el ahorro que se podía obtener hasta ahora por usar sistemas de producción de electricidad autónomos quede mermado de forma considerable, con lo que el uso de baterías como la de Tesla poco o nada tendrán que aportar.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • Manuel

    Muy obtuso reportaje, que hay de las pequeñas y medianas empresas que no pueden sufrir cortes eléctricos… una SAI buena sale unos 300e de unos 800 a 900 a, por unos veinte ordenadores, más un servidor, sería rentable y mucho más práctico de implementar, los lugares donde no hay acometida eléctrica y deben funcionar con paneles y generador, una buena batería integrable en una pared y a ese precio es muy apetecible. Aplicaciones en la industria, aplicaciones móviles como un bus medicalizado. sin contar aquellos que ya tienen instalación solar y saben que las baterías equivalentes son bastante mas caras. Sr. alberto, ser experto en TIC’s no lo hace experto en energía ni en baterías. Investigar un poco, o al menos explicar los pros y no solo los contras.

    • albertoiglesiasfraga

      Buenas Manuel,
      Como bien dices, no hemos hecho ninguna referencia en la noticia al mercado ni las aplicaciones para empresas de las Tesla Powerwall. Ese es un tema que se debe desarrollar muy ampliamente y que no era el foco de la noticia, centrada en si tenía cabida en los hogares (tal y como se indicaba desde el propio titular y tal y como lo explicó Elon Musk en su presentación). Es por ello que no hemos hecho referencia a buses medicalizados, SAIs ni cosas parecidas que, obviamente, ningún hogar de España (al menos que yo conozca) tiene.

      De todos modos, muchas gracias por tu aportación, Manuel.

      Un saludo,
      Alberto

      • Ing. David

        solo para compartir con ustedes esta información: lo interesante de estas baterías es su almacenamiento ya que para los costos de electricidad en México desde donde les envío un saludo, es relativamente barata la batería.

    • Jose

      Mi casa tiene una instalación fotovoltaica aislada (no hay red eléctrica cercana) y tengo un conjunto de vaterías, que en teoría pueden entregar energía para tres dias. En la práctica, si está muy nublado y son dias cortos solo alcanza para dos dias. Por lo que en invierno y en varias ocaciones hay que utilizar un generador diesel. El precio de las vaterías fue de unos seis mil euros hace unos cinco años, por lo que estas de Tesla no me parecen baratas. Las que tengo instaladas tienen una vida estimada en 25 años. Dejo mi comentario por si puede aclarar algo las ideas.

      • Adolfo

        Baterias de 25 alos de duración?. ……..eso no existe…..

  • Ya se empieza a saber dónde se van a vender, aqui por ejemplo: Comprar Batería Tesla