Innovación

Una tecnología japonesa detecta falsificaciones con el ‘smartphone’

NEC
Escrito por Mihaela Marín

El método de autenticación en el que está trabajando la compañía nipona NEC permite la lectura microscópica de las “huellas digitales” de los objetos, de modo que a través de los teléfonos inteligentes podrá distinguirse un producto original de una falsificación.

Identificar si un producto es falso o no en el tiempo que se necesita para sacar una foto con el smartphone no está muy lejos de convertirse en la siguiente solución tecnológica. La multinacional japonesa NEC acaba de dar a conocer un sistema de autenticación adaptado a los móviles que distingue de forma muy rápida los productos originales de las falsificaciones.

Muy parecido a la tecnología biométrica que se usa para comprobar la identidad de las personas en los puntos de control de aeropuertos o en compañías con un alto nivel de seguridad, el método en la que está trabajando la compañía nipona permite la lectura microscópica de las “huellas digitales” de los objetos. El sistema es capaz de detectar patrones únicos en las irregularidades de la superficie que se desarrollan durante la producción, analizando los granos de materiales tales como plástico o metal.

Las partículas son invisibles para el ojo humano pero los expertos de la multinacional aseguran que el sistema de reconocimiento de imagen que lleva integrada su tecnología, además de identificar las partes de un objeto para confirmar si son autenticas o no, también rastrean su origen, por lo tanto él que lo está examinando puede darse cuenta si proviene del fabricante legítimo o es una copia ilegal.

¿Qué aplicaciones tendría en la vida real? Por ejemplo, un funcionario de aduanas podría hacer una foto usando su smartphone a un objeto en concreto y de allí obtener un veredicto rápido después de que el sistema haya comparado la imagen con otros datos previamente registrados por el fabricante en el cloud. La tecnología de autenticación podría incluso mostrar la fecha y el lugar de fabricación, lo que ayudaría a las autoridades a tener información sobre el trayecto en el mercado de los productos falsificados, aunque también  se destaca su utilidad para controlar el uso de los materiales adecuados en los procesos industriales de mantenimiento y reparación.

Los representantes de NEC declaran que la idea surgió con el fin de continuar el trabajo realizado en el campo del reconocimiento de huellas dactilares y, al mismo tiempo, para buscar una nueva oportunidad de negocio en el mercado de la biometría. Eso sí, los que quieren usar la tecnología propietaria tendrán que esperar hasta que el equipo acabe el desarrollo de unas lentes macro pensadas para aumentar el nivel de precisión de las imágenes, aunque no se descarta la posibilidad de adaptarla a los accesorios para smartphones ya existentes.

Imagen principal 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.