Innovación

Tecnología analítica y tratamiento de aguas residuales se dan la mano

agua-dinero

Una nueva tecnología analítica consigue reducir un 13,5% la electricidad y un 17% los residuos en el tratamiento de aguas residuales.

¿Cómo reducir el consumo de energía derivado del tratamiento de las aguas residuales en las plantas y, al mismo tiempo, maximizar los recursos recuperados en dicho proceso? La respuesta, como en casi todos los sectores, radica en la tecnología y, más concretamente, en el análisis de datos.

Para ello, Aqualia y el laboratorio de IBM Research de Haifa (Israel) han desarrollado una solución que consolida datos procedentes de numerosos sensores y fuentes con el objetivo de ofrecer a los ingenieros de la planta una imagen completa de la “salud operativa” de la planta en todo momento.

El proyecto se basa en una solución de IBM que utiliza algoritmos de aprendizaje de máquina para predecir el impacto de los cambios en el agua, fallos de funcionamiento en la planta, necesidades de mantenimiento de los equipos y otros factores que ocurran en tiempo real. De esta manera, la herramienta analítica es capaz de generar alertas y recomendaciones para realizar ajustes que permitan un mejor funcionamiento de la planta.

En marcha en España

El proyecto ya se ha puesto en marcha en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) que Aqualia gestiona en Lleida (España) con una capacidad de 96.000 metros cúbicos al día. Los resultados son prometedores ya que se ha conseguido reducir el consumo de electricidad general de la planta en un 13,5%.

Además, la planta está utilizando los recursos de forma más eficaz: la cantidad de productos químicos necesarios para eliminar el fósforo del agua se ha reducido un 14% y la producción de residuos ha caído un 17%. También se ha mejorado significativamente la eliminación de nitrógeno, especialmente en bajas temperaturas.

Tecnología analítica de IBM

El sistema proporciona a los operadores de la planta recomendaciones cada dos horas, siete días a la semana. Al basarse en un marco de información que se está ajustando continuamente en función de lo que está pasando en la planta en cada momento, los ingenieros de Aqualia pueden evitar la sobrecompensación y cumplir, de este modo, con las normativas y regulaciones de seguridad de una manera más eficiente.

La nueva tecnología del Gigante Azul también ha tenido como resultado una mejora significativa en la eficiencia de la eliminación del nitrógeno, especialmente en condiciones muy bajas de temperatura. La propia compañía facilita que, algunos meses, se ha producido una mejora de más del 20% en su destrucción.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • Sicolmex

    Nosotros somos una empresa que se dedica al diseño y construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales, si te interesa saber más de nosotros visita nuestra página y pregunta por los servicios que te podemos ofrecer.
    http://www.sicolmex.com/