Innovación

Tabletas para traducir lenguaje de signos

motion
Escrito por Marcos Merino

Un dispositivo de MotionSavvy con tecnología Leap Motion de reconocimiento de gestos permitirá que personas sordas desarrollen conversaciones.

En el mundo hay 360 millones de personas sordas y con problemas graves de audición (lo que les genera graves problemas comunicativos que se traduce en muchos casos en marginación laboral y educativa), de las cuales 70 millones utilizan la lengua de signos (la vía de comunicación más sencilla y efectiva para la mayoría de ellos, pero que requiere que su interlocutor sea conocedor de este lenguaje). Existen diversas soluciones tecnológicas que les son de utilidad, pero hasta ahora ninguna les servía para desarrollar una conversación presencial. Hasta ahora.

Y esto es porque una pequeña startup estadounidense (de Alameda, California) llamada Motion Savvy se ha propuesto desarrollar una tecnología que sirva para cubrir esta demanda, y que lo haga de manera accesible en términos económicos para los habitantes de países en vías de desarrollo. En 2013, el equipo fundador de esta compañía presentó esta idea al ‘NTID´s Next Big Idea Contest’ del Instituto de Tecnología de Rochester, ganando la tercera plaza y proporcionando la visibilidad que necesitaban. Meses después, y tras haber formado parte del programa Saunders Start Up del RIT, Motion Savvy era aceptada en el acelerador de empresas de Leap Motion, centrado en ideas innovadoras basadas en el uso de tecnología de captura del movimiento. Ello les ha llevado a construir una tableta equipada con tecnología Leap Motion que será capaz de reconocer los gestos de los usuarios de lenguaje de signos, interpretarlos y dotarlos de una voz artificial.

En el reciente evento AXLR8R, el fundador de la compañía Ryan Hait-Campbell hizo una demostración del funcionamiento de su dispositivo: tras mover sus manos ante la tableta, ésta verbalizó lo que él había dicho en la lengua de signos americana (la única que interpreta): “Hola, mi nombre es Ryan, ¿Cómo te llamas?”. La demostración causó impacto, incluso aunque el mismo Hait-Campbell admitió que por ahora el sistema únicamente reconoce 100 palabras, y que la efectividad a la hora de reconocer gestos varían enormemente de una persona a otra. Pese a ello, dejó claro que es un prototipo con un potencial muy notable.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.