Startups

Sánchez anuncia su “Estrategia de Nación Emprendedora”

Escrito por Marcos Merino

Ayer viernes, el presidente anunció, durante la clausura de la Spain South Summit ’18, una ley para “fomentar el desarrollo del ecosistema de las startups o empresas emergentes de base tecnológica”. Los emprendedores reciben la noticia como algo “positivo pero inconcreto” en unos casos, como “puro humo” en otros.

El presidente Pedro Sánchez participó en la clausura de la Spain South Summit’ 18, el mayor evento anual que se celebra sobre emprendedores e inversores en el sur de Europa y en el que ha anunciado que el Gobierno va a impulsar una Estrategia de Nación Emprendedora que incluirá una Ley para “fomentar el desarrollo del ecosistema de las startups o empresas emergentes de base tecnológica”. Este concepto de ‘Nación Emprendedora’ (basado en el israelí de ‘Startup Nation’) ya fue anunciado hace 4 meses, cuando Francisco Polo, actual Secretario de Estado para el Avance Digital, accedió al cargo.

Las medidas anunciadas ahora por Sánchez se estructuran en dos grandes ejes:

  • Medidas fiscales: Actuaciones “concretas para fomentar el ecosistema de los emprendedores tecnológicos que se incluirán en los próximos presupuestos que se envíen a Bruselas el próximo 15 de octubre”, que pasan por “potenciar los incentivos fiscales por inversión en I+D+i en el Impuesto de Sociedades”, y por “establecer la transferibilidad de los créditos fiscales generados en el Impuesto de Sociedades por actividades de I+D+i a empresas que participen en la financiación, proyectos o tecnologías de las startups”.
  • Fortalecimiento del ecosistema digital: Se darán “pasos en la creación de una verdadera red conectada de aceleradoras e incubadoras”, para reducir “la presión del fracaso frente al atrevimiento y la reinvención, características propias de este sector” y para “potenciar encuentros y foros que permitan reforzar el contacto con inversores para financiar el talento y la creatividad de los emprendedores y emprendedoras”.

Francisco Polo, nuevo secretario de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital

“Un primer paso que debe concretarse”

Carlos Mateo, presidente de la Asociación Española de Startups, afirma ver en dichas propuestas “un primer paso en la buena dirección […] hablar de Nación Emprendedora está bien como primer planteamiento estratégico, pero es necesario profundizar y ampliar en las medidas concretas que ha anunciado el Presidente. […]  El reconocimiento de la singularidad de la startup es necesario, pero no suficiente. Para afrontar los retos que tenemos, debemos impulsar las medidas que hemos propuesto al conjunto de partidos y que el gobierno conoce”.

Entre dichas medidas, destacan la reducción de cargas burocráticas, la “eliminación de las cuotas de autónomos societarios en los primeros momentos de la vida de la startup en los que ésta no factura” o “la mejora del tratamiento fiscal de las inversiones por parte de business angels“, sobre las que Mateo  afirma que “pueden ser introducidas si existe voluntad por parte del gobierno en los próximos Presupuestos para 2019“.

“Puro humo y discurso anti-innovación”

Más duro en su valoración se muestra Chema Larrea, emprendedor ahora implicado en política a través de Volt, que se reivindica como “el primer partido paneuropeo” y aboga por crear un “smart State” a nivel continental, en el que se armonice el Impuesto de Sociedades y donde una ventanilla única europea permita reducir burocracia y crear online una sociedad en 24 horas.

“El discurso de ‘Nación emprendedora’ de Pedro Sánchez es un insulto a la inteligencia de todos los autónomos y emprendedores de España. Puro humo, medidas borrosas y nada que facilite la innovación y la creación de startups“, afirma. “Los hechos de este gobierno son actuar contra Cabify, lanzar globos sonda para subir el IRPF, aumentar el IS, y (lo último) una tasa a las tecnológicas. El gobierno actual, siguiendo la línea de los anteriores gobiernos de España, sigue anclado en un discurso anticuado y anti-innovación”.

Cita como barreras al emprendimiento “la abundante burocracia” y la actual configuración de la cuota de autónomos: “Nosotros apostamos por una cuota de autónomos única en función del resultado del emprendimiento. […] No tiene ningún sentido que si tres personas se juntan en España para lanzar una empresa con base tecnológica, paguen en conjunto 1.000 euros al mes como autónomos societarios aunque no facturen“. Otro problema que ve Larrea en el debate sobre el apoyo a las startups es su definición legal: “Tenemos que definir cuándo una startup deja de serlo, para ser una empresa. Está claro que empresas como Apple, Google o Cabify fueron startups, pero actualmente ya no lo son, han conseguido su objetivo: convertirse en empresas”.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.