Startups

¿Por qué apenas el 15% de las startups logra sobrevivir?

por que es mejor que tu startup tenga pocos inversores

¿Cuáles son las causas que explican esta enorme tasa de fracaso? ¿Por qué el ecosistema emprendedor patrio no logra tener el mismo éxito que en otros países del mundo? He aquí cinco razones que una startup en plena búsqueda de financiación alternativa está viviendo en su propia piel.

De acuerdo a Mobile World Capital Barcelona, actualmente en nuestro país existen unas 3.258 startups, un 20% más que el año pasado. Un ecosistema en plena ebullición que, sin embargo, no está exento de barreras, dificultades y problemáticas que impiden su escalado y consolidación en el mercado. No en vano, algunos estudios cifran en el 15% el porcentaje de empresas de nuevo cuño que logra salir adelante.

¿Cuáles son las causas que explican esta enorme tasa de fracaso? ¿Por qué el ecosistema emprendedor patrio no logra tener el mismo éxito que en otros países del mundo? Una de las startups que conforman esta misma parcela del tejido corporativo, TBIOM, que precisamente lucha por obtener financiación por medios alternativos como el crodfunding para seguir creciendo, arroja cinco de los problemas que enfrentan a diario nuestras startups:

  • Escasez formativa: Desde la Educación Primaria hasta la Superior, en todo este proceso formativo no se han lanzado asignaturas específicas orientadas al emprendimiento, y menos aún se cultiva el espíritu emprendedor.
  • Mínima inversión bancaria y de capital riesgo: La inversión bancaria y de capital-riesgo, actualmente ha establecido un parámetro que descarta la mayoría de las propuestas de startup antes de que generen facturación y, por tanto, queda reducida a los casos en que los emprendedores disponen de propiedades suficientes para avalar el riesgo, dice esta startup, pese a que los datos demuestran una inversión cada vez mayor del venture capital en España.

Diferencias entre incubadoras de startups, aceleradoras y ‘venture capital’

  • La burbuja de las app puras: Los bajos costes de desarrollo, la posibilidad de la creación del proyecto con una escueta plantilla y, sobre todo, la probabilidad de obtener altos beneficios en un corto periodo de tiempo, ha desembocado en la creación de una burbuja de las app puras, cuya persistencia en el tiempo es baja y no representa, por tanto, una idea real de proyecto emprendedor.
  • El atractivo de ‘lo fácil’: En general, el pequeño inversor que aporta dinero y mentoring de forma dinámica a la empresa en la fase inicial (Business Angels) se decanta por lo general por los proyectos más simples de dinero fácil.
  • Sobrecostes: Los subcontratistas del tipo técnico (programadores, diseñadores, etc), sobrecargan sus facturas a las startups, debido a la complejidad de la innovación y el riesgo tecnológico asociado.

“Todas estas barreras provocan que los emprendedores dediquen el 60% de su tiempo a la captación de fondos y a la gestión de costes provocando, así, que la eficiencia de sus proyectos comience una vez toman conciencia de la situación y focalizan su acción… algo que en ocasiones nunca llega a suceder”, indican desde TBIOM.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.