Startups

Esta startup oferta puestos de trabajo con vacaciones remuneradas ilimitadas

Vacaciones remuneradas ilimitadas, participación en las ganancias y horario flexible es lo que ofrece para sus trabajadores esta startup neozelandesa.

Largas jornadas laborales, estrés para encontrar un hueco para pasar tiempo con tu pareja e incluso dificultad para ir al médico; generalmente el día a día de un trabajador estándar.

Dean Hall, CEO de la empresa de videojuegos Rocketwerkz, ha querido eliminar restricciones de este tipo para sus empleados, confiando en que de esta manera mejorará notablemente su desempeño.

Por ello, ofrece vacaciones remuneradas ilimitadas, una participación en las ganancias de la empresa y jornada flexible para todos los trabajadores. Además, salario del propio CEO no superará en más de un 10% al del empleado mejor remunerado.

La compañía considera que es importante que sus trabajadores puedan organizar sus vidas para no verse abrumados por lo personal y profesional. Confía en que, si sus empleados tienen tiempo para solucionar sus problemas, llegarán más despejados al trabajo y mejorará su rendimiento.

Contrario a lo que muchos puedan decir, no se trata de otorgar una manera de evadir responsabilidades, sino de tener autonomía a la hora de organizar el trabajo.

El objetivo es que los empleados no trabajen consultando el reloj cada dos por tres, sometidos a la mirada de su jefe. El responsable está seguro de que aumentará su motivación si, en vez de concebir su trabajo como una obligación, lo entienden como un lugar donde puedan explotar libremente su creatividad.

Actualmente, los 40 trabajadores de la compañía disfrutan de esta cultura flexible de trabajo. No obstante, se buscan nuevos candidatos para elevar la plantilla a un total de 100 empleados. Parece que no tendrán dificultades en encontrar nuevo potencial, ya que desde que un medio local publicó un artículo sobre Rocketwerkz, Hall ha recibido más de 300 mensajes en su bandeja de entrada de Facebook interesándose por el trabajo.

Wanajump, la aceleradora de startups de juego, apuestas y videojuegos

Desde sus principios, la compañía se ha centrado en ofrecer un ambiente relajado, y de vez en cuando traían gatitos a las oficinas para liberar tensión. En esta línea, normalmente los viernes por la tarde están reservados para divertirse haciendo deporte en equipo.

Los resultados hasta ahora son positivos. Emily Lampitt, diseñadora 3D, lleva ya un año y medio en la empresa. Explica cómo ha mejorado notablemente su vida, al no existir la tradicional estructura jerárquica. Afirma que ya no lo concibe como una obligación, “ahora estoy en el trabajo porque quiero, porque siento pasión por lo que hago”.

El CEO alcanzó el éxito como diseñador principal del videojuego DayZ. Posteriormente, decidió montar su nuevo estudio en Dunedin, en la costa este de la isla, motivado por el bajo coste de la propiedad y la abundancia de startups creativas ubicadas en la zona.

El líder de la oposición manifestó en una visita a la ciudad que, si ganaba las elecciones, invertiría 10 millones de dólares en la industria de los videojuegos.

Vía | The Guardian

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!