Startups

Colaboración de startups y multinacionales: clave para que una empresa triunfe

pequena-gran-empresa-colaboracion
Escrito por Ana Muñoz

Según el último estudio de Samsung, la colaboración entre startups y multinacionales será clave para que una empresa triunfe en el futuro. Pero, ¿por qué?

Las grandes organizaciones son menos menos productivas que hace diez años, y las startups pecan en materia de seguridad. Por lo tanto, si ambos mundos quieren tener éxito en el panorama actual deben unir sus fuerzas para solventar los fallos de cada uno.

Por lo menos esa es la conclusión a la que ha llegado el último estudio de CCS Insight y Samsung, titulado Big and Small: How to do Bigger Things in Business, que demuestra que estos dos tipos de negocios deben aprovecharse el uno del otro si quieren seguir creciendo.

Si no estableces un elemento disruptor estás muerto. ¿Cómo puedes seguir manteniendo un negocio si no muestras nada innovador? Las startups no tienen miedo a arriesgarse, y eso es algo positivo. Por otra parte, las grandes multinacionales pueden ayudarles a crecer aplicando su tecnología en su organización y mejorando otros aspectos en los que son más débiles, como la ciberseguridad”, explica Kevin Breen fundador de CyberActive Limited.

Samsung Galaxy Note 8: ¿el móvil de empresa definitivo?

Pero no es todo tan sencillo. A pesar de que más de la mitad de las 500 compañías más grandes del mundo colaboren con startups para encontrar nuevas soluciones, el estancamiento de la productividad en las mismas sugiere una falta de comprensión por su parte. Y es que, todavía, no han aprendido a exprimir todo el potencial que las pequeñas empresas pueden aportarles.

Phil Lander, responsable de B2B de Samsung para Europa, asegura que el futuro de las grandes empresas y startups depende de que ambas colaboren entre sí y de que sepan sacar partido a estos acuerdos. “Las multinacionales aún están rezagadas en términos de innovación y productividad, por mucho que la tecnología esté al alcance de su mano”, destaca.

Cómo prosperar en la era del Darwinismo Digital

El informe advierte que, para prosperar y seguir siendo competitivos en lo que han denominado como “la era del Darwinismo Digital” (que no es más que un mundo donde las nuevas tecnologías, el Internet de las Cosas y la Inteligencia Artificial dará forma al futuro de una empresa), todas las compañías deben aprovechar al máximo la tecnología que les ofrece el mercado.

Samsung Debate grandes empresas pequenas empresas

Martin Chilcott (2degreesnetwork), Dr. Marie Puybaraud (JLL Corporate Solutions), Kevin Breen (CyberActive Limited), Antony Bruce (PwC) y Phil Lander (Samsung)

En este sentido, advierten que la transformación digital cambiará la forma en la que trabajamos, si es que no lo ha hecho ya. “La digitalización de los negocios combinada con la importancia de la flexibilidad en el puesto de trabajo y el aumento del uso del móvil para cuestiones profesionales resalta la importancia de añadir una capa de seguridad a cualquier gestión que realicemos, ya que los datos que manejamos en esos momentos son confidenciales”, explica Lander.

Así, lograr el equilibrio entre la ciberseguridad tradicional, móvil y el trabajo flexible se considerará fundamental para poder desarrollar correctamente nuestro empleo.

Pero aquí también se encuentran desbarajustes entre las grandes y pequeñas empresas, y fallos por ambas partes. En primer lugar hay que tener en cuenta que, en 2020, el 48% de las gestiones profesionales de las multinacionales se realizarán a través de dispositivos móviles, mientras que en las startups esa cifra subirá hasta llegar al 70%.

¿La razón de este paradigma? Todo apunta a que las organizaciones más grandes verán mermado sus capacidades innovadoras debido a la tecnología heredada, el proceso establecido, las limitaciones de costes en TI y el aumento de las preocupaciones en materia de seguridad.

El mejor consejo para mejorar tu productividad que te dirán hoy

De hecho, se ha demostrado que este tipo de compañías perderán una media de un cuarto de su productividad debido a este arrastre organizacional, lo que supondrá una pérdida de unos 3.000 millones de dólares al año sólo en Estados Unidos.

Por si esto fuera poco, la investigación también ha revelado que un tercio de los dirigentes de las grandes empresas cree que los departaentos TI no satisfacen sus necesidades, lo que supone más del doble que en las pequeñas compañías, que se postulan más ágiles, innovadores y ofrecen una mayor productividad que las grandes corporaciones.

El problema de las startups: la ciberseguridad

No todo iban a ser buenas críticas para las startups. Este estudio también ha revelado que uno de los grandes desafíos de las empresas de reciente creación es la ciberseguridad.

Y es que sólo el 27% de las mismas cree que este tema es un tema importante y únicamente el 20% de los empleados que trabajan en este tipo de organizaciones reciben formación en este materia.

Samsung Phil Lander

Phil Lander, responsable B2B de Samsung

Pero, ¿por qué? Las pequeñas compañías se fijan más en el coste de esta tecnología que en la necesidad o en los beneficios de la misma, por lo que, al final, no avanzan en este tema.

Esto es especialmente preocupante, sobre todo si tenemos en cuenta que, según los últimos datos de Incibe, los ciberataques a empresas españolas aumentaron un 130% en 2016, y se prevé que esa cifra aumente este año.

La colaboración es fundamental

Teniendo en cuenta este panorama, lo que está claro es que, si una compañía quiere triunfar, su principal preocupación debería ser la de colaborar con otras empresas.

Y es que sólo gracias a estos acuerdos podrán esperar un futuro prometedor. Mientras las pequeñas empresas pueden aportar la valentía y el no tener miedo a arriesgar en nuevas tecnologías, las grandes multinacionales pueden añadir su know how, su presencia en el mercado, así como la financiación de las mismas.

De esta forma, y teniendo en cuenta los datos, el estudio ha lanzado tres conclusiones principales. La primera de ellas es que las empresas deben invertir en el sector de la movilidad para mejorar la productividad de sus empleados, prestando especial atención a aquellos terminales que cuenten con pantallas grandes, tengan una autonomía considerable y cuenten con herramientas de gestión o edición de contenidos.

Métodos de las startups aplicados a las grandes empresas

En segundo lugar nos encontramos con que las grandes empresas deben incrementar el soporte que ofrecen para los equipos móviles de uso profesional. Así, si quieren mejorar la productividad de sus empleados, tendrán que ofrecerles mejores herramientas, así como equipos másseguros para que sus terminales se puedan usar en cualquier momento y lugar.

Finalmente, la última conclusión a la que ha llegado esta investigación tiene que ver con la seguridad y las startups. Y es que, como hemos comentado antes, este tipo de compañías deben hacer que la seguridad sea una prioridad en sus estrategias de movilidad. 

En definitiva, la colaboración entre pequeñas y grandes empresas sólo puede suponer beneficios para ambas partes, por lo que deberían dejar de lado sus diferencias y sumar sus ventajas para dejar atrás sus puntos débiles.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.