Innovación

Los ‘smart toilets’ tampoco están a salvo de los hackers

Escrito por Redacción TICbeat

El modelo japonés Satis puede ser pirateado a través de su propia app de Android con inesperadas consecuencias.

Si hace unos días nos hacíamos eco del resultado de una investigación que demostraba que los smart cars son vulnerables a las aviesas intenciones de algunos hackers, hoy descubrimos que los smart toilets tampoco están a salvo.

Según publica la empresa de seguridad Trustwave Spiderlabs, el modelo japonés de váter inteligente Satis, fabricado por la compañía Laxil, puede ser hackeado mediante, atención, su propia aplicación de Android, llamada ‘My Satis’ que se comunica con el inodoro vía bluetooth. ¿Cómo es esto posible? Muy sencillo, porque la clave por defecto para conectar la app con cualquier váter de ese modelo es siempre 0000.

Trustwave Spiderlabs cuenta con estos datos desde enero de este año, pero ha sido ahora cuando la información ha trascendido a los medios.

¿Y a qué deben atenerse los usuarios de un Satis hackeado? Como casi cualquier usuario de tecnología ya sabe, a mayor número de funcionalidades, mayor número de problemas. Quien invada un Satis ajeno a través de esta aplicación podrá ordenarle, sin el consentimiento de su verdadero propietario, que descargue la cisterna una y otra vez (ocasionando un mayor gasto de agua), que abra y cierre la tapa de forma inesperada o que active otras funciones como la de bidé y la de secador, generando, como indica el informe de Trustwave Spiderlabs, “malestar y estrés en el usuario”.

Satis cuesta entre 4.212 y 5.686 dólares, y consta de funcionalidades como bajada automática de asiento, desodorante, cisterna automática, boquillas de limpieza, iluminación interna y un altavoz adjunto, para escuchar música cuando el proceso se alarga más de lo habitual. 

Foto cc: Brett Jordan

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.