Innovación

¿Qué es y a qué se dedica la figura del business angel?

Business angel

Seguro que has escuchado hablar de los business angels, ligados al auge de las startups. Pero, ¿sabes lo qué es realmente esta figura? Te lo contamos en este artículo.

Como definición estándar, un business angel es aquella persona física o jurídica que aporta financiación económica, asesoramiento y experiencia a nuevos empresarios con el objetivo de obtener una ganancia futura. Su papel no es el de un mecenas, ya que además del capital financiero sus conocimientos empresariales ejercen una función de guía en el proyecto. Son inversores privados que sirven para hacer del negocio algo rentable para ambas partes.

Las 10 startups españolas que llegarán lejos en 2016

Es importante destacar que los business angels aportan su tiempo, además de su dinero, así como su red de contactos, fundamental para encontrar profesionales destacados para el crecimiento de la startup.

Principales características de un business angel

  • Son personas con recursos económicos elevados y amplio conocimiento del tejido empresarial. Por su cercanía con los emprendedores se conocen como inversores de proximidad.
  • Por lo general invierten sus propios fondos en el proyecto, no como las empresas de Capital Riesgo, en las que la financiación proviene de terceros y el acuerdo, generalmente con más ceros, posee un carácter mucho más mercantil.
  • Toman sus propias decisiones en base a la rentabilidad de la inversión.
  • Normalmente, no están vinculados a la startup a través de una relación de parentesco o amistad.
  • Invierten sus propios recursos a cambio de una participación en el capital de la empresa.
  • Se involucran con el proyecto proporcionando sus contactos y conocimientos de gestión.
  • Muchos de ellos, y cada vez con mayor incidencia, se sirven de redes para organizarse, contribuyendo a la profesionalización de su labor, aumentando su capacidad de actuación.
  • Sus aportaciones individuales de capital oscilan normalmente entre 50.000 y 200.000 euros. En muchos proyectos de envergadura más grande, se recurre a varias de estas figuras.
  • Buscan proyectos que permitan un crecimiento exponencial de los beneficios y que estén liderados por personas emprendedoras convincentes.
  • Valoran los proyectos en base al plan y modelo de negocio -su viabilidad, posibilidades de crecimiento, etc-.
  • Su vocación de permanencia tiene un carácter temporal, ya que un alto porcentaje de ellos suelen vender su participación en un plazo de 5 a 7 años y poder recuperar así con creces el dinero invertido.

Ventajas y desventajas de los business angels para tu empresa

Esta clase de inversores privados implican un gran número de ventajas para pequeñas empresas y emprendedores que necesitan una cantidad elevada para financiar un proyecto y que tienen dificultades para acceder a un crédito.

Consejos antes de contar con un business angel en tu startup

Es importante destacar que la profesionalización de esta figura es un fenómeno bastante nuevo en nuestro país, que ha experimentado un alto grado de evolución en los últimos años. Estas son las ventajas principales de contar con ellos:

  1. Vienen avalados por su dilatada experiencia en el sector empresarial, poseen olfato para los negocios y son capaces de transmitir los conocimientos.
  2. Son bastante receptivos a realizar una inversión en la fase inicial de un proyecto -denominado capital semilla o capital start-up-, tras comprobar a través de un prototipo que el modelo de negocio es viable y atractivo. 
  3. A pesar de que su vocación de permanencia es temporal, suele ser mayor que en otras vías de financiación.
  4. Se trata de un tipo de financiación que implica muchos menos costes, ya que no es necesario pagar intereses como en las fórmulas crediticias.
  5. Además de la inyección de capital, proporcionan al emprendedor nuevos contactos y oportunidades de negocio.
  6. En muchas ocasiones sus decisiones de inversión no sólo se encuentran guiadas por aspectos puramente financieros, si no que también están motivados por la satisfacción personal o proximidad geográfica.

Como en toda fórmula de financiación o asesoramiento, no son todo pros. He aquí algunas contras de los business angels:

  • Aunque esta figura tiene la capacidad de aportar consejos productivos y efectivos para el desarrollo del negocio, en ocasiones sus demandas sobre el control de la empresa pueden resultar excesivas para los emprendedores.
  • Debido al alto riesgo de la inversión, suelen exigir un alto retorno de inversión y resultados que avalen la rentabilidad del proyecto a medio plazo, lo que no siempre se puede asegurar.
  • A diferencia de las firmas de capital riesgo, estos inversores privados son más difíciles de investigar y de contactar, ya que existe una menor transparencia en torno a su figura.

A la hora de buscar la colaboración de un business angel, es fundamental que recabes información sobre él para que se ajuste a las necesidades de tu proyecto, comprobando que esté realmente interesado e intentando fraguar un acuerdo razonable entre ambas partes. Un business angel perfecto es aquel que tiene el nivel de implicación deseado, que está de acuerdo con el plan financiero de tu empresa, es realista con respecto a las posibilidades y el valor estimado de tu proyecto y que valore los incentivos que le propones.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.