Innovación

Samsung sueña con un smartphone flexible hecho de músculos artificiales

La firma coreana acaba de solicitar dos patentes para un smartphone completamente flexible, gracias a un músculo artificial que recoloca los componentes para evitar daños.

¿Pueden tener algo en común los músculos humanos y un smartphone? Aunque parezca una relación complicada, a los ingenieros de Samsung le parece una unión perfecta. Y es que, el fabricante coreano acaba de presentar dos patentes en las que plasma su visión del teléfono móvil flexible del futuro… el cual contará con una suerte de músculo artificial en su interior para permitir que se doble sin daños.

En concreto, las solicitudes -realizadas ante la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos- describen un panel de visualización flexible (dividido en dos secciones principales, inferior y superior), que incorpora en su interior toda una variedad de componentes capaces de doblarse. Y, entre esos elementos, destaca un “elemento de soporte dispuesto entre la pantalla y la placa de procesamiento de imágenes que funciona a modo de músculo artificial, conectando las dos placas entre sí”.

Aterrizando la idea, Samsung explica que este particular músculo es, en realidad, un conjunto de pequeñas placas conectadas a una estructura matriz que usa sensores para responder cuando el dispositivo es doblado. En esas ocasiones, el músculo se moverá conforme a la fuerza ejercida por el usuario, cambiando los componentes del móvil de lugar para permitir que el terminal sea flexionado por completo sin que se produzcan daños, tal y como explica el portal ZDNet.

Flexibilidad, ¿el futuro de los móviles?

Según filtran algunos medios estadounidenses, Samsung habría estado trabajando durante más de cuatro años en esta tecnología antes de patentarla. Eso sí, no es la única empresa del sector de la telefonía móvil que se ha puesto manos a la obra para lograr smartphones completamente flexibles.

Apple ya cuenta con varias patentes relativas a circuitos y pantallas flexibles, mientras que LG ya lanzó comercialmente un dispositivo, el LG G Flex 2, capaz de doblarse hasta cierto punto. Veremos en qué se materializa este sistema innovador de Samsung, si la industria móvil sigue esta senda y cuál es la aceptación por parte de los consumidores.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.