Innovación

Rolls-Royce planea un buque de guerra autónomo, movido por inteligencia artificial

Después de los coches autónomos, lo siguiente que podríamos ver son barcos de guerra sin nadie al timón. Al menos es lo que pretende Rolls-Royce.

La emblemática enseña británica Rolls-Royce quiere romper con todo lo preconcebido en el sector del motor. Esta compañía, que no solo fabrica coches de lujo, sino también barcos y motores para aviones, se propone para ello revolucionar el concepto de vehículos autónomos, llevándolos al mar y en las condiciones más extremas que podamos imaginar.

En concreto, Rolls-Royce planea fabricar un buque de marina de guerra 100% autónomo, sin necesidad de que vaya nadie al timón, impulsado únicamente por inteligencia artificial, sofisticados sensores y propulsión avanzada. El dispositivo, cuyos primeros diseños de concepto hemos podido conocer, se pondrá a la venta para las fuerzas militares de todo el mundo occidental.

Con un alcance de 3.500 millas náuticas, el buque de 60 metros de largo podría funcionar por sí solo sin intervención humana durante más de 100 días, aseguran desde la firma británica. El principal escollo, como sucede con los coches de cuatro ruedas, parece estar en los posibles riesgos cibernéticos que desde el fabricante ya están examinando para “garantizar la seguridad de extremo a extremo”.

4 de cada 10 personas se compraría un coche volador autónomo

Las misiones del buque podrían incluir patrulla y vigilancia del mar, vigilancia de flotas o detección de minas de mar; si bien desde Rolls-Royce no han concretado si también podrá ser utilizado en combate. Tampoco han especificado la fecha exacta de lanzamiento, aunque fuentes de la compañía han declarado a USA Today que esperan “ver la llegada de plataformas no tripuladas de tamaño mediano, particularmente en las principales armadas” dentro de los próximos 10 años.

Por completar el diseño de vanguardia de esta nave, toda su energía provendrá de paneles solares y baterías eléctricas, con lo que será plenamente sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.