Innovación

Robots que siguen tu rastro, preparados para tomar el mundo

robor-follows-inline-660x439
Escrito por Rafael Claudín

Una miríada de robots de compañía, con seguimiento avanzado, se presenta esta semana en la feria robótica de Boston.

Esta semana tendrá lugar la conferencia RoboBusiness, en Boston, centrada en torno al mundo robótica pero cerrada al público, sólo para profesionales de este sector en auge al menos en Estados Unidos, que está siguiendo los pasos de Japón en este sentido. Con motivo de la feria, Wired ha publicado un artículo con una variedad de robots que siguen la tendencia de seguir a su dueño como un perro fiel. Con la ventaja añadida de que puedes darle al botón de apagado si te hartas de tener una segunda sombra.

Sorprende que varias de las tecnologías que estarán presentes en la conferencia están destinadas a los UAV, que de momento están prohibidos para uso recreativo en Estados Unidos. Tanto el software Iris+drone y DroidPlanner 2.0, ambos de 3D Robotics, como Hexo+ y AirDog, permiten a un dron que te siga por los aires para darte un punto de vista diferente sobre ti mismo y hacerte selfish más sorprendentes que los de los Oscars.

Pero no es cosa sólo de drones. Destaca el caso del robot asistencial Budgee, obra de Five Elements Robotics, pensado como compañero de ancianos y personas con movilidad reducida. El robot sigue a su dueño a una velocidad máxima de 4 km/h y le avisa con un mensaje si va demasiado rápido. Incorpora sensores para no chocar con obstáculos y no caerse por las escaleras.

Budgee pesa 9 kilos y puede acarrear otros 22 kilos, con una autonomía de 10 horas. El robot ideal para llevar de compras, vamos. Aunque lo que más llama la atención son los ojos, de diferentes tamaños y a los que les puedes cambiar el color, inspirados en los muñecos calcetín de la hija del CEO de Five Elements, Wendy Roberts. Sí, pienso lo mismo que tú pero, ¿qué puedes esperar de una compañía que toma su nombre de una película ambientada en un futuro barroco?

También para el trabajo duro

Será, sin embargo, uno de los robots más baratos que tenemos a mano. Saldrá a la venta en enero por 1.400 dólares. Mucho más caros son los robots destinados al trabajo duro. 30.000 dólares cuesta el robot campesino HV-100, alias Harvey y obra de la compañía Harvest Automation. También es capaz de seguir fielmente a su dueño. Y con una precisión escalofriante gracias a un combinado de sensores LED y el sistema de detección LIDAR (Light Detection and Ranging), pensado inicialmente para detectar con precisión la ubicación de las plantas. Al parecer, ya hay 100 ejemplares del robot desplegados en Estados Unidos.

Si el uso de los robots sigue esa escalada, muy pronto se convertirán en una commodity como los coches o como en Star Wars. Con la feria de Boston como referencia, han pasado de 300 asistentes en 2011 a más de 1.000 este año. Todos ellos implicados de una manera o de otra en el sector. El siguiente boom podría ser el de los robots de compañía.

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.