Innovación

Los robots serpiente podrían llegar a Marte

Escrito por Inma Rico

Un grupo de investigadores estudia la posibilidad de enviar a Marte robots serpientes que rastreen el suelo del Planeta Rojo y traigan muestras a la Tierra.

Un grupo de científicos del SINTEF (Foundation for Scientific and Industrial Research) estudian el modo de enviar robots serpientes a Marte que traigan a la tierra muestras del suelo del Planeta Rojo.

El objetivo de los técnicos implicados en este trabajo es el de conseguir que estos robots serpientes rastreen el suelo del planeta Marte para traer a la tierra muestras del mismo. Para ello, están estudiando el modo de combinar los robots con los rover, los vehículos que se utilizan actualmente en las misiones, que funcionan con energía solar y que van equipados con seis ruedas.

El problema con los rover (el  Sojourner lanzado en 1997, el Spirit y el Opportunity lanzados en 2004, y el Curiosity que se envió el pasado verano) es que recogen las muestras y solo envían los resultados a la Tierra; además, por el tamaño que tienen, no son capaces de entrar en zonas estrechas, con lo que algunas áreas son inaccesibles para ellos. Los nuevos robots serpiente sobre los que se está trabajando sí permitirían llegar a esas áreas, además de traer de vuelta a la Tierra muestras del terreno.

La maniobrabilidad es el reto y los robots serpiente la permiten; ahora bien, también existen inconvenientes que hay que superar, como el hecho de que no tengan suministro de energía, o que no sean capaces de recorrer largas distancias de forma tan eficiente como lo hacen los rover.

Por tanto, los científicos se están planteado la combinación de ambas tecnologías, y una de las opciones que barajan es la creación de un brazo articulado que permita a los robots serpientes conectarse y desconectarse cuando sea necesario, con el fin de que puedan rastrear el terreno de forma independiente. Además, con esta fórmula, el robot serpiente podría ayudar al rover en el caso de que se atascara.

Otra de las posibilidades que se estudia es la de situar al robot serpiente encima o debajo del rover, pero, para ello, tendrían que inventar un mecanismo que recogiese al robot, lo elevase y lo conectase a una fuente de alimentación.

Por el momento, los investigadores están tratando de demostrar la viabilidad de las diferentes opciones para presentarlo a la Agencia Espacial Europea, y tienen previsto lanzar en en diciembre un informe más detallado del proceso y sus posibilidades. La NASA quiere enviar los robots serpientes a Marte en el año 2020.

Sobre el autor de este artículo

Inma Rico