Innovación

Un robot volador llega a Kickstarter

Escrito por Esther Macías

La plataforma de crowdfunding Kickstarter aloja una nueva iniciativa: Spiri, un robot volador, basado en Linux, autónomo y programable para cuyo desarrollo sus impulsores piden 125.000 dólares.

Un robot volador y programable, eso es Spiri, el nuevo dispositivo que ha aterrizado en Kickstarter con el objetivo de que sus impulsores consigan 125.000 dólares, la cifra estimada para el desarrollo del proyecto. De momento, la iniciativa ha conseguido que la apoyen 189 personas y ha recaudado más de 55.000 dólares y aún quedan 12 días para que acabe el plazo para invertir en el proyecto. Por supuesto, como el resto de iniciativas de Kickstarter, si no consiguen la cifra prevista, los responsables de la campaña no aceptarán los fondos.

Pero ¿qué es exactamente Spiri? El invento consiste en un dispositivo Linux versátil equipado con sensores, cámara, WiFi, soporte cloud herramientas de desarrollo y mucho más. Sus creadores indican que el proyecto descansa en cuatro pilares: “Spiri como plataforma de creación y desarrollo, como una máquina equilibrada y físicamente sensible, como una criatura social y autónoma y como una forma de unir a las personas”.

El objetivo del equipo de desarrollo que está detrás de la iniciativa indica que el objetivo de la campaña es “ayudar a que puedas evolucionar Spiri basado en tus propias pasiones, objetivos e imaginación. Spiri puede ser un guía turístico, un rescatador, un espeleólogo, un cartógrafo, un compañero de juegos, un jardinero, un inspector, un reportero, un compañero de equipo,  un vagabundo, cualquier cosa“.

¿Quién está detrás del desarrollo de Spiri?

La iniciativa parte de un canadiense, Patrick Edwards-Daugherty, y de su compañía tecnológica Pleiades, que opera desde 1999 y que atesora entre sus proyectos el desarrollo de sistemas de aprendizaje online, así como juegos y la tecnología que estos utilizan. Edwards-Daugherty explica en Kickstarter que en un principio se interesaron por los robots voladores cuando consideraron varias plataformas que podían ser apropiadas para aplicaciones y juegos de realidad aumentada. “Queríamos desarrollar algo que pudiera estrechar nuestro sentido de la ubicación y extender nuestra interacción real con el mundo, algo a la vez real y virtual, físico y digital”.

El equipo de Edwards-Daugherty está formado por emprendedores tecnológicos con experiencia, con personas que vienen del campo de la ciencia, las matemáticas, la programación, la ingeniería eléctrica y mecánica, el negocio, las artes, las ciencias de la infoamción, la planificación urbana, la sociología y las artes escénicas.

Pero, sin más preámbulos, oigamos al propio Edwards-Daugherty y a parte de su equipo explicar qué es Spiri y qué persiguen con el proyecto.

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.