Innovación

Un robot para acabar con el ébola

xenex-disinfection-robot-ebola-640x392
Escrito por Rafael Claudín

Algunos hospitales de Estados Unidos utilizan un robot con rayos ultravioleta para eliminar los rastros del virus.

Entrar en contacto directo con un virus como el ébola es una de esas tareas que los seres humanos dejarían gustosamente en manos de los robots. La falta de condiciones adecuadas para su tratamiento o un simple despiste pueden resultar altamente peligrosos. Por ello en Estados Unidos han empezado a utilizar un robot para desinfectar las habitaciones estancas de sus hospitales.

El modelo tiene un coste de 115.000 dólares y está fabricado por la empresa Xenex Disinfection, con sede en San Antonio. Desde hace tiempo se utiliza en cerca de 250 hospitales de Estados Unidos, para tareas de descontaminación remota, y ahora ya ha empezado a utilizarse en algunos centros que están tratando a infectados de Ébola.

Lo que hace básicamente el robot es emitir luz ultravioleta. Una bombilla enorme y carísima de luz ultravioleta capaz de eliminar virus y bacterias, al menos los que no estén ocultos en oscuros rincones o repliegues de sábanas. ExtremeTech señala que futuras versiones del robot deberían incluir descontaminación de líquidos, así como sistemas de eliminación gaseosa.

Estas iniciativas corren el peligro de caer en el olvido una vez se haya dejado atrás la alerta médica y social en la que nos encontramos inmersos. Aunque la psicosis va para rato, a veces justificada y otras no tanto. Hemos abierto la semana con un avión que ha realizado un aterrizaje de emergencia en Estados Unidos después de que una mujer vomitara y alguien dijera la palabra ébola.

Mucho más serio es el contagio de una enfermera en Estados Unidos, otra noticia con la que hemos abierto la semana. La segunda persona que se contagia fuera de África, lo que arroja dudas sobre los protocolos de tratamiento de estos enfermos. Es poco probable que en el hospital de esa enfermera utilizara los robots de Xenex que, por otro lado, tampoco es un seguro de vida.

Con robots o sin ellos, las medidas que deben tomar los centros médicos son extremas. Como por aquí no abunda la información en ese sentido, es posible consultar las recomendaciones del DCD de Estados Unidos. Mientras tanto, podéis ver el funcionamiento del robot bombilla en el siguiente vídeo:

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.