Innovación

Monarch Platform, el robot aliado para detectar el cáncer de pulmón

Este robot detecta el cáncer de pulmón mejor que cualquier médico humano

Dentro de la ventajosa alianza entre Inteligencia Artificial y salud, Monarch Platform se trata de un innovador y eficaz sistema robótico diseñado en Estados Unidos que ayuda a los médicos a diagnosticar el cáncer de pulmón.

En la localidad californiana de Redwood City se ha gestado otra de las grandes esperanzas para mejorar y perfeccionar el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de pulmón. Tras seis años de diseño por parte de la startup Auris Health, su confundador Fred Moll y el resto del equipo han lanzado Monarch Platform, un sistema robótico de endoscopia para pulmones, procedimiento que permitirá al médico ver el interior de estos órganos y también de otros dentro del organismo humano.

El pasado mes de marzo marzo, Auris obtuvo la aprobación de la FDA para emplear a su sistema de IA en la detección del cáncer de pulmón, una enfermedad que se cobra al año más de 1,7 millones de vidas en todo el mundo.

Este endoscopio flexible está controlado por un un control remoto -se trata de un joystick muy parecido a los de la consola Xbox- que el profesional sanitario medio puede manejar, hallando lesiones más pequeñas y brindando un diagnóstico más preciso ante la presencia de tumores. Además, dicha tecnología en última instancia incluye la administración del tratamiento para el paciente.

Inteligencia Artificial en la salud: mejores avances de los últimos tiempo

El robot combina los vídeos obtenidos por el endoscopio con imágenes de tomografías computarizadas recopiladas, proporcionando al personal sanitario una mejor comprensión contextual de dónde está la punta del dispositivo que están manejando. Así, el autómata guiado por el humano permite llegar a la periferia pulmonar y dectectar nódulos que en otros momentos pasan desapercibidos. 

El proceso es el siguiente: el broncoscopio flexible contiene una pequeña cámara capaz de navegar por los pulmones. Mientras, en una pantalla separada, el médico mira dentro de esots órganos del paciente gracias a un mapa tridimensional que registra la ubicación del instrumento. Cuando llega al punto deseado, una aguja extrae una pequeña muestra de tejido.

Un sistema Monarch Platform tiene un coste cercano a los 500.000 dólares, un tercio de lo que suelen costar de promedio los robots quirúrgicos en la actualidad. Además del diagnóstico centrado en los pulmones, la startup ya ha realizado pruebas de exámenes de gastrología y urología. 

La otra empresa de robótica fundada por Moll, Intuitive Surgical, con un valor de mercado de 50.000 millones de dólares fabrica el sistema da Vinci, el robot quirúrgico más vendido del mundo y que ayuda a los médicos a operar a través de cirugías hechas a través de pequeñas incisiones.

Imagen | Bloomberg

Fuente | Inc

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.