Innovación

Recorrer 100 km con coche eléctrico puede costar 1 euro con la tarifa adecuada

Cuánto cuesta en realidad cargar la batería de un coche eléctrico

Desde el blog Corriente Eléctrica de Renault analizan cuánto cuesta en realidad cargar un vehículo eléctrico y el coste que tiene si utilizamos la tarifa adecuada.

Los poseedores de un coche eléctrico suelen cargar su batería en casa o en un garaje comunitario. De ser así, el precio de recargar el vehículo depende de la modalidad elegida por el cliente para el sistema de facturación eléctrica: según el mercado regulado o el libre mercado. Hoy te explicaremos cómo escoger la tarifa adecuada para que recorrer 100 kilómetros te cueste tan solo un euro, cinco veces más barato que llenar un depósito diesel. 

Desde 2014 existen dos opciones: En primer lugar, está el PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), con un coste estipulado por el Gobierno y sometido a las oscilaciones del mercado mayorista de electricidad. Si tu contador es digital, la factura irá en función del precio eléctrico horario, y si es analógico, se realiza una media de horas. Por otro lado, la tarifa de libre mercado fija un precio trimestral o anual para el consumidor, conociendo de antemano el coste energético antes de la llegada de la factura de electricidad y sin distinción por el tipo de contador. De todos modos, rara vez será más barato que el PVPC.

¿Merece la pena comprar un coche eléctrico? Mitos y realidades

Además, los usuarios domésticos pueden elegir la contratación de una tarifa común, por discriminación horaria o la Tarifa Vehículo Eléctrico (anteriormente conocida como Super Valle). Tomando como referencia el precio medio del kiovatio hora antes de impuestos los últimos dos años  (según Red Eléctrica, fijado en 0,115576 €/kWh) y al que hay que añadir el impuesto sobre electricidad del 5,1127% y aplicarle el IVA, en Renault han calculado que el coste final del kilovatio hora es 0,147 €/kWh.

¿Cuánto cuesta recorrer 100 km con la tarifa común y con la Tarifa Vehículo Eléctrico?

Considerando que el consumo medio del Renault ZOE para cumplir con los 300 kilómetros de autonomía reales es de 13,3 kWh/100 km -depende de la manera de conducción, temperatura y orografía- recorrer 100 kilómetros en coche eléctrico cargándolo con la tarifa normal o común tendría un coste de 1,95 euros.

En la Tarifa Vehículo Eléctrico (2.0 DHS), el precio del kilovatio hora varía según la hora del día. El período supervalle (P3) -el más económico de los tres tramos- comprende un total de 6 horas, desde la 1h a las 7h y es el más propicio para recargar un vehículo eléctrico de la forma más económica posible, teniendo un coste antes de impuestos de 0,064705 €/kWh y 0,0823 €/kWh tras aplicar impuesto sobre electricidad e IVA.

Considerando el consumo de 13,3 kWh/100 km, recorrer 100 kilómetros con esta tarifa tendría un coste de 1,094 euros. Comparándolo con un coche diésel con un consumo de 5 l/100 km el coste de este último es de 5,49 euros, casi 5 veces más.

¿Y si cargo mi vehículo eléctrico fuera de casa?

Ya sea porque te encuentras de viaje, de tiendas o simplemente lejos de tu hogar, hay múltiples lugares donde cargar tu coche. En este caso el precio varía mucho, ya que existen puntos de carga gratuitos y públicos -como en los hoteles en los que eres cliente, en centros comerciales como el Corte Inglés o casos como la metrolinera de Madrid o Barcelona-. Muchos de ellos son iniciativa de las administraciones para popularizar esta modalidad de conducción más respetuosa con el medio ambiente.

También existen compañías privadas que hacen negocio con la venta de electricidad para la recarga de este tipo de vehículos, pero es muy complicado hablar de precios estándar, ya que esto depende de si la recarga es rápida o lenta o de si eres un cliente habitual. En líneas generales, es más caro que recargarlo en casa pero sigue siendo más económico que llenar un depósito de combustible.

Fuente | Corriente Eléctrica

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.