Innovación

Radiografía de la casa inteligente en un futuro no tan lejano

¿Cómo será el futuro de las casas inteligentes?

La era de los hogares inteligentes logrará que cada estancia de nuestra casa sea monitorizable y personalizable según las necesidades y demandas del usuario. Te lo explicamos a través de esta infografía de The Lighting Superstore.

Mientras que en el pasado la llegada de los ordenadores, la democratización de Internet o la aparición de aparatos como el tocadiscos, la radio, el walkman o la televisión supuso una revolución que marcó un antes y un después en la vida cotidiana de la sociedad, el mañana pasa por la conversión de los hogares a smart homes, o lo que es lo mismo, casas inteligentes y conectadas a ese fenómeno denominado Internet de las Cosas, un mercado global de crecimiento imparable.

Mientras que en la actualidad ya podemos comprar productos online tan solo con pulsar un botón, controlar la iluminación inteligente a través del WiFi, encender la calefacción sin necesidad de estar en casa o ahorrar energía gracias a la domótica, en un futuro no muy lejano los aparatos inteligentes y conectados se mutiplicarán de forma notable gracias a los profusos avances en Inteligencia Artificial y Machine Learning. A los avances tecnológicos se sumará una mayor conciencia del impacto de nuestras acciones en el medio ambiente y un intento por reducir nuestra huella ecológica.

Así infkuye el Big Data en tu día a día

Con estos avances en mente, la última infografía de The Lighting Superstore examina las formas en que nuestros hogares cambiarán debido a la implantación tecnológica. Fuera, nos encontraremos desde aceras exteriores con potencial de calentarse para contrarrestar las fuertes nevadas a puntos de carga destinados a vehículos eléctricos ubicados fuera del hogar o programas de abastecimiento de agua para jardines, que beberán de la monitorización de datos meteorológicos en tiempo real.

Cada habitación de la smart home contará con dispositivos inteligentes específicos: las cocinas albergarán frigoríficos inteligentes que notificarán acerca de los alimentos agotados y realizarán automáticamente pedidos para reponer los alimentos. Los usuarios también podrán dictarle el desayuno a su cafetera desde cama -ajustando a sus preferencias los niveles de café- los hornos reconocerán los alimentos de forma automática y programarán la temperatura ideal, existiendo cámaras integradas dentro del horno que permitirán supervisar el progreso del plato y enviarán alertas para retirarlo a tiempo.

Los salones, por su parte, estarán repletos de televisores inteligentes cada vez más flexibles y con pantallas más finas, así como cascos de realidad virtual, cuyo uso se popularizará con creces. También podrían llegar mascotas robotizadas e inteligentes que comprenderán toda clase de comandos. Los baños podrán monitorizar datos sobre la salud del individuo y los colchones inteligentes y dispositivos de purificación del aire garantizarán la obtención del sueño perfecto.

En definitiva, aunque suene a película de ciencia ficción y se antoje como una vida ubicada en un lejano futuro, los avances en el terreno de los hogares inteligentes no tardarán en llegar para mejorar nuestra calidad de vida y beneficiar al medio ambiente.

¿Cómo será el futuro de las casas inteligentes?

 

IInfografía | The Lighting Superstore

Vía | ValueWalk

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.