Innovación

‘QUIC’: la receta de Google para que Internet vaya más rápido

Google

En Google se han planteado si existía alguna fórmula para incrementar la rapidez al conectarnos a la Red y la han encontrado: ‘QUIC’. Así se llama el nuevo protocolo que el buscador está impulsando.

Actualmente, la mayoría de las conexiones a Internet que se realizan en todo el mundo se producen a través del protocolo TCP (Transmission Control Protocol), un mecanismo que garantiza que todos los datos serán entregados en su destino sin errores y en el mismo orden en que se transmitieron. Junto con el Protocolo de Internet (IP) es la clave de la Web que hoy en día conocemos.

Sin embargo, el TCP tiene un grave problema: es lento. Y es que, al tener que comprobar que toda la información llega correctamente a destino, el TCP obliga a los servidores de envío a estarse comunicando de forma intensiva con los servidores de recepción, lo cual aumenta la latencia y reduce la velocidad al navegar por la Red.

Por ello, en Google se han planteado si existía alguna fórmula para incrementar la rapidez al conectarnos a la Red y la han encontrado: ‘QUIC’. Así se llama el nuevo protocolo que el buscador está impulsando (y sobre el que ya sirven la mitad de las solicitudes de Chrome a los servidores de Google), el cual ofrece un sistema de transporte de datos por Internet de baja latencia y alta velocidad. ¿Cómo lo han conseguido? El secreto está en UDP (User Datagram Protocol), otro protocolo que se suele utilizar en servicios de streaming, videojuegos en línea o VoIP y que ahora Google ha modificado para ser usado también en la navegación de Internet.

internet-enlaces

Aunque todavía está en fase experimental, UDP consigue este mejor rendimiento gracias a que no hace tantas comprobaciones de errores como el tradicional TCP. Es decir, mientras que el protocolo TCP está llamando al servidor de destino para validar si puede recibir información, con UDP ya se estaría enviando la información (siempre y cuando el servidor de destino sea conocido o se haya conectado anteriormente). Es por ello que hasta ahora no se había usado de forma generalizada en Internet, ya que no se puede garantizar que toda la información llegue de forma correcta.

Google es perfectamente consciente de esta carencia, por lo que está integrando en ‘QUIC’ el protocolo UDP con funcionalidades de seguridad avanzada para evitar cualquier tipo de error. En ese sentido, han incorporado herramientas para controlar la congestión del tráfico y la retransmisión automática de datos. Con todo ello, Google ha conseguido una reducción del 3% del tiempo de carga de su buscador, mientras que la mejora en YouTube ha sido aún mayor: un 30% menos de rebuffering al ver vídeos.

Segundo protocolo de Internet que crea Google

‘QUIC’ no es el primer protocolo que Google desarrolla para aumentar la velocidad de conexión de los usuarios. Hace unos años, la compañía de Larry Page y Sergey Brin creó SPDY, otro protocolo alternativo con el que prometían reducir la latencia y aumentar hasta en un 50% la velocidad de carga de las webs. Sin embargo, Google acabó por abandonar su desarrollo para unirse al estándar HTTP/2, que funciona sobre TCP, al entender que la mayoría de las mejoras y novedades de su protocolo habían sido incorporadas también en el estándar.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.