Energía Innovación

Proyectos que aprovechan el agua reciclada: la clave para paliar la sequía

Proyectos que aprovechan el agua reciclada: la clave para paliar la sequía

Ante la peor sequía de la historia de España, expertos ambientales instan a las administraciones a adoptar medidas urgentes como el desarrollo de sistemas de regeneración del agua o una gestión sostenible de la demanda.

Las nefastas consecuencias de la sequía se multiplican en España, donde las reservas hídricas ya están por debajo del 40 % de su capacidad y los cambios propiciados por el cambio climático demandan una nueva gestión de los recursos. El cambio ha sido constatado científicamente gracias a los datos recogidos en estaciones meteorológicas, satélites y signos como los bioindicadores en los flujos migratorios de especies como las cigüeñas o la aparición invasiva de otras.

En una entrevista con la Agencia EFE, el divulgador ambiental José Luis Gallego explicó la necesidad de aceptar la nueva realidad y adaptarse a ella, afirmando que “no se puede luchar contra las sequías construyendo más embalses, ni comunicando cuencas hidrográficas”. 

En Alicante o el País Vasco ya están en desarrollo proyectos para aprovechar el agua reciclada para el riego de zonas agrícolas o usos que no precisan agua potable, como los jardines y los parques públicos. Hay que evitar el llamado ciclo “hidroilógico”, que se produce cuando se malgastan recursos en época de abundancia y se produce estrés por el ahorro cuando merman.

¿Qué puedo hacer para parar el cambio climático? Empieza por estas 13 cosas

Por parte de los expertos, es fundamental aprovechar la tecnología y el trabajo en red, favoreciendo el acceso a estos sistemas de todos los municipios. España cuenta con la infraestructura precisa para pasar directamente el agua de las depuradoras a las estaciones de potabilización. Lo necesario, según Gallego es “voluntad política”. 

El climatólogo Martín-Vide subraya que es fundamental seguir acuerdos como el Pacto de París firmado en 2015, cuyo fin es reducir la presencia de combustibles fósiles y apostar en su lugar por las renovables. Ante las estimaciones a la baja de los recursos hídricos en nuestro país la gestión de la demanda es uno de los puntos a tratar más urgentes desde la esfera política.

Es fundamental reducir la superficie de regadío, que acapara un 70% del agua disponibley virar el modelo hacia una agricultura sostenible. Ambos expertos, Gallego y Martín-Vide, consideran clave también la concienciación ciudadana para poner en práctica un consumo responsable del agua. 

Según números ofrecidos por estos especialistas en Barcelona se gastan 103 litros por habitante/día- mientras que Zaragoza están por debajo de los 100 litros. Este consumo es bajo respecto a urbes como Los Ángeles, donde se usan casi 300 litros por jornada y persona.

Por el momento, las comunidades más afectadas por la sequía son La Rioja, donde la capacidad de los embalses ya está al 13,24 %, Castilla La-Mancha (17,59 %) y Murcia (17,45 %) .

Fuente | Efe Verde

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.