Innovación

Primera muerte provocada por un coche autónomo de Uber

Primera muerte provocada por un coche autónom

La pasada noche se producía la primera muerte ocasionada por un vehículo autónomo tras un atropello. El coche autónomo que golpeó a la víctima es propiedad de Uber y los sucesos acontecieron en la localidad de Tempe en Arizona.

Se acaba de confirmar la primera muerte provocada por el atropello de un coche autónomo, tal y como informaban desde el New York Times. El medio estadounidense señala que la víctima se trata de una mujer, cuya identidad se desconoce por el momento, que fue golpeada la pasada madrugada por un coche autónomo de la empresa Uber en Tempe, Arizona, que fallecía minutos después de ser trasladada a un hospital cercano.

¿Podría elegir un coche autónomo a las víctimas de un accidente?

Aunque todavía falta información para completar un dibujo más preciso de los sucesos, los datos confirmados hablan de que el vehículo de Uber que propicio el accidente mortal se encontraba en modo autónomo con conductor de seguridad en su interior. El atropello aconteció en la ciudad sureña cuando la mujer cruzó la calle fuera de un cruce destinado a peatones, cerca de Mill Avenue y Curry Road. Pese a que la víctima pudo ser trasladada a un hospital, falleció a causa de la gravedad de las heridas.

Uber suspende las pruebas de sus coches autónomos

A raíz del terrible suceso y tal como anunciaban en sus cuentas oficiales, Uber ha tomado la decisión de suspender, al menos de forma temporal, las pruebas con sus coches autónomos, que estaban llevando a cabo en la actualidad en distintas localizaciones: Tempe, Pittsburgh, San Francisco y Toronto. Su CEO, Dara Khosrowshahi, anunciaba la noticia del fallecimiento y anunciaba que Uber cooperará plenamente con las autoridades de Tempe para esclarecer el accidente. Por su parte, el cuerpo policial de Tempe confirmó que el coche de Uber estaba en modo autónomo.

Además, según detallan desde Bloomberg, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos ya ha abierto una investigación sobre el accidente mortal y también habría dispuesto en la ciudad un equipo de investigadores para ahondar sobre las circunstancias del atropello, ya que el conductor humano de seguridad está concebido para prestar atención a los posibles imprevistos y evitar accidentes con los vehículos autónomos.

El suceso reabre de nuevo el debate sobre la seguridad que rodea a los coches autónomos, sobre el que ya se puso el foco en anteriores ocasiones, como cuando el pasado mayo de 2016 Joshua Brown perdía la vida al sufrir un accidente con un camión mientras circulaba bajo el modo de pilotaje autónomo a bordo del modelo S sedan de Tesla. El atropello mortal de la pasada madrugada podría paralizar los planes de Google, Tesla o Uber para acelerar la inclusión de coches autónomos en las ciudades de Canadá o Estados Unidos.

Fuente | NY Times

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.