Innovación

5 cosas que podemos esperar del Big Data en 2017

Tendencias para el Big Data en 2017

El Big Data es fundamental para el desarrollo y la transformación digital de las compañías.

El Big Data es uno de los ámbitos clave para el florecimiento de nuevas startups y también para la transformación de las empresas actuales. 2017 puede convertirse en un año vibrante marcado por el auge del machine learning, las soluciones de inteligencia artificial, la adopción del cloud computing, la importancia progresiva en nuestras vidas del Internet de las Cosas y los dispositivos conectados y la demanda de científicos de datos.

Gracias al Big Data ya sabemos quién ganará la liga 2016/2017

El Big Data está siendo transformado por los datos en tiempo real y la transición de la analítica más pura a los escenarios aplicados, estrechamente relacionados con el machine learning y las tecnologías IoT. Las empresas ya utilizan arquitecturas complejas de datos para analizar el comportamientos de sus clientes y ganar su fidelización.

5 maneras en las que el Big Data afectará a las TI y las empresas en 2017

  1. Ecosistemas inteligentes de datos en tiempo real: Los dispositivos se “comprenderán” cada vez más entre sí, trabajando juntos en tiempo real para resolver necesidades mayores. Por ello, proliferarán las nubes de datos y las redes inteligentes, que enruten los mensajes de forma instantánea. Cabe destacar que de aquí a 2025, según el CEO de Oracle Mark Hurd, la mayoría de los datos empresariales estarán almacenados en la nube.
  2. Machine learning, inteligencia artificial y deep learning en las compañías: Los dispositivos inteligentes y los algoritmos de aprendizaje en tiempo real serán una parte integral de las empresas, que emplearán el Big Data para tomar decisiones y comprender la conducta y los patrones que afectan a los consumidores. Los sistemas de machine learning se perfeccionarán de forma progresiva, generando datos conectados a través de la nube.
  3. La analítica preventiva nacida del Big Data será usada para transacciones, modelos de negocio y creación de valor único por parte de las empresas: Pasaremos de los análisis post-evento y también de tiempo real a analíticas de corte preventivo que impulsarán determinadas transacciones en lugar de modificarlas u optimizarlas. Esto tendrá una gran capacidad transformadora sobre los modelos de negocio, la identificación de nuevos flujos de ingresos, el ahorro de costes y la protección de los clientes. 
  4. Dispositivos y aplicaciones modernas de datos: El futuro de los grandes volúmenes de datos pasa por la aparición de plataformas portátiles y contenedoras capaces de conectar datos mediante múltiples proveedores de cloud, que sustituirán al software monolítico vertical.
  5. El valor de los datos crecerá: Si hace poco afirmábamos que los datos son el petróleo del siglo XXI, debido a su carácter insustituible y su alto valor para las empresas. Los usuarios se volverán cada vez más inteligentes y escépticos sobre el uso de sus datos con fines comerciales y serán más conscientes sobre su valor. En todas las industrias el Big Data será oro: sin ir más lejos, desde los fabricantes de tractores con datos analizados sobre agricultura hasta un productor de la industria metalúrgica pondrán en valor a los datos como activos que comprar u vender. Surgirán así nuevos modelos de negocio y nuevas empresas que busquen cómo monetizar los datos como producto. 

Vía | Information Management

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.