Innovación

Por qué es importante el túnel de The Boring Company en Chicago

vision-tunel

El túnel que la compañía de Elon Musk, The Boring Company, construirá bajo tierra en Chicago es una oportunidad para demostrar el poder que podría tener su proyecto para cambiar el transporte a nivel mundial, pero también podría ir terriblemente mal. Te explicamos por qué.

Elon Musk lleva un tiempo luchando por conseguir autorización para construir sus túneles bajo tierra con The Boring Company, destinados a revolucionar el sistema de transporte a nivel mundial, y por fin lo ha conseguido.

Se trata de un hito para la compañía de Musk, que se encargará de llevar a cabo el proyecto para conectar el aeropuerto O’Hare de Chicago con el centro del distrito empresarial de la ciudad. El alcalde de la ciudad, Rahm Emanuel, ha elegido la propuesta de Musk dejando claro que no usarán impuestos para financiar el proyecto: The Boring Company desembolsará hasta el último centavo para llevarlo a cabo.

El objetivo incial de Musk con The Boring Company es crear una red de hasta 30 pisos de túneles subterráneos. Los ciudadanos viajarían a una velocidad de 200 km/h dentro de sus propios vehículos encima de la misma plataforma que les transportaría bajo tierra. Esto permitiría eliminar los problemas de la congestión de tráfico, acelerar la movilidad y, en definitiva, revolucionar el sistema de transporte.

Pese a que el proyecto de Chicago no les permite seguir adelante con la idea inicial – los pasajeros no viajarán en sus propios vehículos, ni habrá distintos niveles ni ascensores para bajar dentro del coche – se trata de una manera mucho más sencilla de demostrar el buen funcionamiento de los túneles.

Eso sí, el presupuesto que ha fijado The Boring Company para completarlo ha suscitado ciertas dudas acerca de la viabilidad del proyecto: pretenden hacerlo todo con mil millones de dólares, una cifra muy baja según expertos en ingeniería, infraestructura y transporte, informa The Verge.

Y, teniendo en cuenta que construir la Línea de la Segunda Avenida, parte del sistema de metro de Nueva York, costó 2,5 mil millones de dólares por milla, mil millones de dólares por un túnel de 18 millas parece bastante utópico. Así, la línea 14 de metro en París costó 450 millones de dólares por milla. “¿Qué es lo que va a reducir 10 veces los costes por debajo del metro en París?“, se cuestionó Constantine Samaras, una profesora de ingeniería civil y ambiental en la Universidad Carnegie Mellon.

Otros han alegado que un presupuesto de entre 29 y 59 millones de dólares por milla es bajo incluso para cubrir los gastos de construcción, excluyendo los vehículos y las estaciones.

Noruega quiere echar a Elon Musk de la presidencia de Tesla

El propio Musk admite que existe la posibilidad de que fracasen, y de ser así “yo y otros perderemos un puñado de dinero“, explicó. No obstante, si triunfan sería “algo grandioso para la ciudad“, añadió el CEO. El problema del posible fracaso es que conllevaría más problemas financieros para Musk, dudas sobre la gestión de Emanuel y un otro proyecto de transporte fallido para Chicago.

Pero, suponiendo que el proyecto se llevara a cabo con éxito, ¿cómo funcionaría? Crearían vehículos autónomos eléctricos con el chasis modificado del Tesla Model X en los que viajarían entre 8 y 16 pasajeros, o incluso solo uno de manera individual. Esperan que transporte a alrededor de 2.000 pasajeros por hora, con vehículos partiendo entre cada 30 segundos y 2 minutos. El coste por viaje oscilaría entre 20 dólares y 25 dólares, la mitad de lo que cuesta un taxi para llegar a la ciudad.

Musk no tiene ninguna duda de que cubrirían los costes operativos, pero sí ha reconocido el riesgo de que la construcción en sí del proyecto no les salga rentable. No obstante, en la web de The Boring Company sí revelan dos métodos para reducir los costes: reducir el diámetro del túnel y aumentar la eficiencia de las máquinas de excavación, ya que serían automáticas y eléctricas. Habrá que esperar para ver si consiguen llevar a cabo su primer proyecto bajo tierra a un precio inigualable.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.