Energía Innovación

La petrolera Shell tendrá 30.000 estaciones de carga eléctrica en Europa

La petrolera Shell suplantará miles de gasolineras por puntos de carga eléctrica

Son varias las compañías petroleras que ya realizan maniobras para aproximarse al sector de la movilidad eléctrica que acompañará a la transición hacia un modelo energético más limpio y sostenible. Una de ellas es británico-holandesa Shell, cuyos movimientos apuntan hacia la apuesta por la carga de vehículos eléctricos.

Pese a que la multinacional petrolera Shell seguirá teniendo un ejército de gasolineras repartidas por todo el mundo a sus espaldas, la carga eléctrica ya está entre las prioridades de la empresa. La principal confirmación llega en forma de compra, ya que acaba de adquirir NewMotion, la empresa con la red de estaciones de carga más grande de toda Europa. La mayor parte de las instalaciones consisten en cargadores de nivel 2, en zonas urbanas, especialmente en lugares de trabajo y zonas residenciales.

Con esta operación, Shell contará con 30.000 puntos de carga por todo el Viejo Continente, que llevan aparejados 80.000 clientes que ya se sirven de la amalgama de puntos de recarga para abastecer a sus vehículos. Además, la compañía tiene acceso a 50.000 puntos más de recarga con los que tiene un acuerdo de colaboración que ampliarían el servicio a 100.000 usuarios.

8 de cada 10 españoles apoyan las restricciones de tráfico para reducir emisiones

Con este movimiento, Shell se prepara para un futuro eléctrico, en el que los combustibles fósiles dejarán paso a vehículos híbridos y eléctricos, además de un mix energético con presencia más destacada de las fuentes renovables.

Así, la petrolera se expandirá para adaptarse a la movilidad de los nuevos tiempos, incorporando puntos de carga rápida en sus gasolineras convencionales -comenzando por Holanda y Reino Unido- a los que se sumarán las estaciones eléctricas proporcionados por NewMotion, que seguirá operando bajo sus colores habituales. Es decir, que “serán ofertas complementarias que funcionarán en paralelo y por el momento no hay planes para integrar los dos servicios”, tal y como aseguraba Matthew Tipper, vicepresidente de nuevos combustibles de Shell.

Por el momento NewMotion tiene unas cuentas deficitarias 3,9 millones de euros en 2016 con una facturación de 12,9 millones de euros. Por iniciativa propia de ambas no se ha hecho público el importe por el que se cerrará la operación. 

Shell ha estado instalando puntos de recarga en estaciones de servicio de Gran Bretaña, Holanda, Noruega y Filipinas, regiones con elevada demanda de este tipo de servicio en la actualidad. Además, desde la empresa calculan que en 2040 un cuarto de todos los coches del mundo serán eléctricos. Por su parte, Morgan Stanley estima que en 2030 solamente en Europa Occidental habrá entre 1 y 3 millones de puntos de recarga públicos, en contraste con los 100.000 puntos existentes hoy en día.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.