Innovación

Para combatir el cambio climático: dieta vegetariana, vida sin coche y menos hijos

Para combatir el cambio climático: dieta vegetariana, vida sin coche y menos hijos

Un estudio publicado en la revista Environmental Research Letters revela que debemos acometer un cambio profundo en el estilo de vida occidental para paliar los desastrosos efectos del cambio climático. Tras conocer sus consejos, puedes ponerlos en práctica desde ya mismo.

Según detalla el investigador de la Universidad de Columbia Británica (Canadá) y coautor del estudio titulado “The climate mitigation gap: education and government recommendations miss the most effective individual actions” Seth Wynes desde la publicación Environmental Research Letters existen cuatro acciones fundamentales que cada persona poner en práctica para reducir de forma sustancial su huella de carbono como individuo y de esta manera, contribuir a frenar el fenómeno del cambio climático, agravado por acciones gubernamentales como la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París.

Científicos alertan: tenemos 3 años para detener el cambio climático

“Comer una dieta basada en los vegetales, evitar los vuelos en avión, vivir sin coche y tener familias más pequeñas”, son las claves resumidas por Wynes. Solamente adoptando una dieta vegetariana, se evitaría la emisión de 0,8 toneladas de gases de efecto invernadero (tCO2) por persona y año. 

También es fundamental pasarse al coche eléctrico -que genera emisiones debido a un porcentaje de la electricidad generada o los combustibles fósiles emitidos para su creación- o mucho mejor, prescindir totalmente de los coches y optar por transportes sostenibles y respetuosos con el medio ambiente como la bicicleta. Con ello, se duplicaría la reducción de emisiones con respecto al vehículo eléctrico. 

Para combatir el cambio climático: dieta vegetariana, vida sin coche y menos hijos

Otra de las iniciativas que podrían mejorar la situación del planeta y evitar el rápido aumento de las temperaturas es la decisión de no volar en avión, especialmente optando por no realizar vuelos transcontinentales. Cada vez que alguien evita volar, se reducen inmediatamente las emisiones, algo que caracteriza las decisiones individuales con respecto a los planes corporativos e institucionales están más focalizados en el medio y en el largo plazo.

De todas, la acción más importante que puede realizar una persona para cuidar al planeta es no tener hijos, o dejar al menos de tener un hijo. Esta arriesgada estimación se basa en las emisiones futuras que habría provocado ese hijo y sus futuros descendientes. Como puedes comprobar, se sale de la gráfica, ya que reduciría las emisiones de CO2 en 60 toneladas. Cabe tener en cuenta que la natalidad occidental es muy baja, aunque la emisión per capita por ciudadano es mucho más alta: un congoleño emite 30 kilogramos de CO2 al año, mientras que un estadounidense emite 16,4 toneladas. 

“El problema no es tanto tener más hijos sino tenerlos en una sociedad insostenible, donde cada persona emite demasiada polución climática. Lograr sociedades de bajas emisiones en su conjunto, lo que implicaría cambios en las instituciones y estructuras sociales y políticas, sería como multiplicar por 17 el efecto de no tener un hijo”, apunta Seth Wynes. Combinar estas acciones con un fomento de la vida sostenible, el uso y promoción de las energías limpias y un cambio de modelo productivo y de consumo pueden ser la llave para recuperar a nuestro planeta de las garras del cambio climático.

Fuente | El País

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.

  • ariadna

    No tengo ningún problema con la autora de este artículo,mas bien este es un mensaje para los científicos que realizaron este experimento:
    Sinceramente creo que este estudio es un real pedazo de excremento, así que si ya terminaron,por favor, señores científicos,tiren de la cadena.
    Primero:el problema del gas metano producido por las vacas se puede reducir mucho mas efectivamente utilizándolo como un gas renovable.
    Segundo:¿Le están pidiendo a los mismos padres que aborten o que maten a sus hijos?¡Para eso pidan que reduscan la tala de arboles!
    Tercero:No tengo ninguna objeción hacia el menor uso de automóviles y aviones, pero no solamente hay que reducir el consumo de esto veiculos, sino que también hay que evitar las grandes industrias productoras de humo.
    Soy Ariadna Marc, tengo trece años y me siento absolutamente indignada con este articulo.