Innovación

Oculus presenta Crescent Bay, su nuevo prototipo de gafas de realidad virtual

crescent-bay2
Escrito por Elías Notario

En el marco de su primer evento para desarrolladores, la gente de Oculus ha presentado Crescent Bay, un nuevo prototipo de gafas de realidad virtual

Bueno bueno, pues sin que nadie lo esperara Oculus, la compañía puntera en el neonato sector de la realidad virtual, acaba de dar una grata sorpresa en el marco de la primera conferencia para desarrolladores de la empresa que comenzó ayer en Hollywood (California, EE UU): la presentación de Crescent Bay, un nuevo prototipo de gafas de realidad virtual desarrolladas por ellos que incorpora varias y suculentas mejoras respecto a los anteriores (Oculus Rift DK1 y DK2, que probamos recientemente).

Como se puede apreciar en las imágenes, a nivel diseño exterior el dispositivo es muy parecido a sus antecesores, aunque quienes lo han probado comentan que Crescent Bay parece pesar menos que el DK1 y DK2 sin perder consistencia -aquí es importante tener en cuenta que nadie ha podido probar el aparato más de 10 minutos-, y que en general se adapta mejor la cabeza.

Donde sí que hay cambios significativos es el apartado de hardware. Concretamente las Crescent Bay montan una nueva serie de sensores distribuidos por la parte trasera del aparato gracias a lo que pasa a ser posible construir experiencias de 360 grados, incorpora dos auriculares de altas prestaciones que funcionan con el software de audio RealSpace3D desarrollado por la Universidad de Maryland, y a eso hay que sumar algún detalle más: tasa de refresco mejorada hasta los 90 hercios, la pantalla se ve mejor (no tiene más resolución pero han metido nuevas ópticas), y el campo de visión es superior a los 90 grados.

crescent-bay1

O sea, que nada revolucionario, pero en palabras de Brendan Iribe, CEO de Oculus, el nuevo prototipo supone un paso hacia delante importante, tan grande o más que el que supuso el DK2 respecto al DK1, y pone mucho más a tiro el objetivo último de la compañía: lanzar un dispositivo de realidad virtual accesible para el gran público que brinde experiencias de realidad virtual inmersivas al cien por cien y de alta calidad (esto era imposible de conseguir sin un sistema de audio 3D en condiciones, y las Crescent Bay lo tienen).

Ahora bien, que nadie tire las campanas al vuelo porque todavía quedan diversos escollos por superar. Por ejemplo, queda pendiente desarrollar algún tipo de control que permita al usuario andar o correr por los escenarios 3D, y aunque la calidad de los mismos va en aumento, aún no son todo lo buenos que deberían.

crescent-bay3

En definitiva, las Crescent Bay son otro prototipo de gafas de realidad virtual con el que Oculus principalmente busca enseñar a los desarrolladores lo que podrán hacer en un futuro cercano a través del próximo kit de desarrollo, que no sabemos ni cuándo ni a qué precio llegará. Mientras eso pasa y no, una cosa está clara: más pronto que tarde veremos llegar al mercado unas gafas comerciales de realidad virtual firmadas por Oculus.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com