Innovación

Un nuevo paso hacia los robots flexibles de bajo coste

MIT
Escrito por Mihaela Marín

El MIT investiga en nuevos materiales que permitirán crear robots flexibles, capaces de cruzar con facilidad espacios estrechos y realizar operaciones difíciles.

Los avances en la investigación de las propiedades físicas y químicas de los materiales acabará llenando los laboratorios científicos de una colección muy extraña de sistemas robóticos que tendrán muy poco que ver con la imagen a la que nos han acostumbrado hasta ahora. Al hablar de tecnologías insólitas es imposible no hacer referencia al centro con más renombre de EE UU, MIT, que ha desvelado recientemente un descubrimiento que nos cambiará la idea que tenemos cuando pensamos en un robot. En este caso particular se trata de introducir un tipo de material que intenta imitar la flexibilidad del sistema biológico, y que ademas dispondrá de unas características especiales que le permitirán pasar de un estado a otro. De aquí a pensar en los típicos superhéroes que puedan transformar su cuerpo para hacer lo imposible hay sólo un paso, aunque por sorprendente que parezca, los científicos han dejado que estos ocupen las pantallas de cine y se han fijado más en el estudio de un animal experto en deslizarse por los espacios estrechos: el pulpo.

Cambiando de forma y manteniendo el control

El proyecto debutó en un programa de DARPA donde los científicos trabajaron con Boston Dynamics para desarrollar un robot flexible, capaz de contraer y extender su tamaño para pasar por espacios reducidos. La encargada del trabajo de desarrollo, Anette Hosoi, profesora de ingeniería mecánica y matemáticas aplicadas en el MIT junto con otros colaboradores llegó a la conclusión que para que un robot tenga estas habilidades, el propio material que le compone le tiene que permitir la habilidad de deformar su cuerpo y volver al aspecto inicial para continuar con sus tareas. Se había solucionado parte del problema, ya que una cuestión muy importante que quedaba por elucidar era poder controlar la estructura flexible del material para que el robot se quede en movimiento y no abandone su trabajo. Para ello, los investigadores se han dado cuenta que el material capaz de pasar de un estado a otro tenía que ir acompañado por otro sistema que permitiera dirigir los cambios de forma del robot.

Un material ‘low-cost’ para crear robots de última generación

Las características especiales para desarrollar el robot flexible se han encontrado en una combinación de cera y espuma de poliuretano, unos materiales que no destacan por lo innovadores que sean sino porque son muy comunes y por lo tanto no tienen un coste elevado. Para construir el robot capaz de cambiar el estado de solido a blando, los científicos han cubierto una estructura de espuma con una capa de cera. La espuma se ha elegido por sus propiedades comprimibles que le permiten reducir el volumen a un tamaño inferior y una vez soltada vuelve a la forma inicial, mientras que el recubrimiento de cera cambia el estado de sólido a blando a través de un calentamiento moderado. De hecho este es el elemento principal que los investigadores han desarrollado para controlar los movimientos del robot. El cable que atraviesa la capa de cera calienta la zona que hace falta contraerse para que el robot pueda pasar por un espacio estrecho mientras que la parte que queda fría y en estado sólido es la que le permite la interacción con objetos que pueda encontrar en su camino.

La profesora Anette Hosoi está convencida que su proyecto de robot fabricado de un material de bajo coste que es capaz de cambiar la forma podrá cubrir actividades difíciles en muchos campos como por ejemplo robots quirúrgicos que se puedan mover a través del cuerpo para llegar a un punto sin dañar los órganos o los implicados en operaciones de búsqueda y rescate.

Imagen: MIT

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.