Innovación

Nuevo material de revestimiento de barcos reducirá su consumo de combustible

Escrito por Marcos Merino

El desarrollo de recubrimientos “omnífobos” podría reducir la resistencia de fricción de las embarcaciones (tanto barcos como submarinos), reduciendo así a su vez la cantidad de energía que consumen para desplazarse.

Anish Tuteja, científico de materiales de la Universidad de Michigan, está llevando a cabo una investigación patrocinada por la Oficina de Investigación Naval de Estados Unidos (ONR) para desarrollar un nuevo tipo de revestimiento “omnifóbo”, una sustancia química transparente, duradera, aplicable a numerosas superficies y capaz de repeler prácticamente cualquier clase de líquido (agua, aceite, alcohol, etc).

Si esta investigación llegase a buen puerto, Tuteja podría ahorrar a la Armada de los Estados Unidos millones de dólares en combustible para barcos, pues estos recubrimientos podrían reducir la resistencia de fricción de las embarcaciones (tanto barcos como submarinos) cuando se encuentran en el agua, reduciendo así a su vez la cantidad de energía que consumen para desplazarse.

“Un porcentaje significativo del consumo de combustible de un barco (hasta el 80% a velocidades más bajas y entre el 40% y el 50% a velocidades más altas) se destina a mantener su velocidad y superar el arrastre de fricción”, explica Ki-Han Kim, funcionario del Departamento de Armamento y Guerra en el Mar del ONR. “Si pudiéramos encontrar una manera de reducir drásticamente la resistencia a la fricción, los buques consumirían menos combustible o batería y disfrutarían de un mayor rango de operaciones”.

Investigadores chinos inventan un papel resistente al fuego y al agua

Si bien los recubrimientos repelentes no son algo nuevo, es difícil desarrollar uno que sea capaz simultáneamente de resistir la mayoría de los líquidos y de ser lo suficientemente resistente como para adherirse a una amplia gama de superficies durante largos períodos de tiempo. Así que para diseñar su revestimiento innovador, Tuteja y su equipo de investigadores tuvieron que estudiar amplias bases de datos de las sustancias químicas conocidas.

Y, tras recurrir a ecuaciones matemáticas complejas, basadas en las propiedades moleculares de cada sustancia, lograron predecir cómo se comportarían al mezclarse entre sí. Sólo tuvieron que ir analizando los resultados hasta encontrar la combinación correcta: un compuesto transparente similar al caucho.

La investigación de Tuteja podría ahora ampliarse, pues la ONR también está interesada en el desarrollo de recubrimientos capaces de evitar la corrosión y la bioincrustación en los cascos de sus embarcaciones, así como de otros capaces de vitar la formación de hielo cuando se desplazan por territorios polares.

Vía | Defense Visual Information Distribution Service

Imagen | Official U.S. Navy Page

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.