Innovación

Neuromarketing, publicidad basada en reacciones cerebrales

neuromarketing myndEl neuromarketing ha dado un paso de gigante gracia a Mynd, un nuevo aparato para leer las reacciones cerebrales a estímulos creado especialmente para los estudios de mercado. Los pensamientos de los consumidores dejarán de ser un secreto muy pronto si se extiende esta técnica. Pero la duda va más allá, ¿habrá gente dispuesta a compartir sus pensamientos voluntariamente, por ejemplo, en Facebook?

La lectura y comprensión del subconsciente de las personas será aún más sencilla gracias a este nuevo casco sensorial creado por Neurofocus. A diferencia de los que se utilizan en marketing actualmente, Mynd dispone de multitud de sensores electroencefalográficos de la misma calidad que los médicos, no necesita gel ni otro tipo de sustancias para hacer lecturas efectivas y puede conectarse a dispositivos en cualquier momento a través de bluetooth. Es decir, por primera vez estamos ante un aparato sensorial práctico, aunque su forma no invite a salir con él a la calle.

Entrando en la vida del consumidor

El Dr. A. Pradeep, CEO de Neurofocus, afirmó durante la presentación del Mynd en unas conferencias sobre investigación publicitaria que su aparato ayudará a tener “conocimientos esenciales y hallazgos sobre cómo son percibidas por los consumidores las marcas, los productos, la presentación, el marketing en tienda y la publicidad, en su subconsciente profundo y a tiempo real”.

neuromarketing mynd

El neuromarketing, así como la neurocinemática, tratan de averiguar qué producto va a ser más exitoso al llegar al mercado estudiando previamente los estímulos que producen distintos tipos de campaña en varios focus groups. Comprueba las reacciones de cada individuo a una situación determinada y, lo que es más importante, cuándo se produce una respuesta semejante generalizada en el grupo, que es indicativo de mayor probabilidad de éxito.

Esta técnica, que ya se ha empleado en el lanzamiento de productos comerciales como películas, actúa directamente contra la forma de pensar del consumidor. Es, por tanto, una forma intrusiva de hacer publicidad destinada a la mayoría social. Las compañías aseguran un grado de éxito mayor en sus productos a costa de la individualidad de los usuarios.

Sujetos voluntarios y redes sociales

Larry Dignan, editor jefe de SmartPlanet, se pregunta si habrá gente dispuesta a utilizar Mynd de forma voluntaria conectada a las redes sociales. Gente dispuesta a comunicar hasta lo más profundo de sus pensamientos de forma pública, sin máscaras.

La conexión con dispositivos móviles y la comunicación e interpretación de datos a tiempo real abre la puerta a algo tan sencillo como una aplicación que conecte las lecturas de Mynd con el Facebook o el Twitter de una persona. Por tanto, todos sus contactos sabrán al momento si ha sentido miedo, precaución, empatía o compasión. Del mismo modo, es fácil imaginar numerosos sistema de represión y coación basados en aparatos de este estilo.

¿Es el neuromarketing un avance seguro o implica demasiados riesgos?

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.