Innovación

Microsoft lleva la textura a las pantallas táctiles

microsoft, pantalla tactil, texturaUna patente registrada por Microsoft plantea una forma de convertir las pantallas táctiles en paneles que puedan emitir relieve. Las imágenes tendrían la capacidad de ofrecer textura al usuario mediante un sistema de cámaras que detectarían cuándo el dedo se acerca y producirían textura modulando las longitudes de onda de luz.

Microsoft ha registrado una patente encaminada a implementar textura en las pantallas táctiles. Existen ya pantallas que ofrecen una ilusión de textura mediante tecnología 3D sin el uso de gafas, sin embargo, la compañía de Redmond pretende ir más allá.

Al ser tocada por el usuario, la pantalla, con unas cámaras que tiene debajo, detectan los rayos infrarrojos de sus dedos. Microsoft planea dotar al dispositivo de una capa con un polímero que retiene formas inducidas por luz. Cuando una longitud de onda de luz ultravioleta se transmite a un pixel, este sistema provoca la protuberancia de algunas partes, mientras que suaviza otras cuando detecta una longitud de onda distinta.

Modulando estas longitudes de onda se puede crear textura que salga de la pantalla, según reza la patente de Microsoft. La compañía se ha apresurado a registrar su propuesta antes de que otros comiencen a experimentar en esta línea. Crear relieve en las pantallas táctiles no es una idea nueva. Nokia está trabajando en su propio proyecto junto a la empresa finesa Senseg.

El primer fabricante de teléfonos móviles del mundo ha creado un sistema con dos finas capas finas sobre el LCD, una de ellas un conductor transparente y otra un aislante trasparente. Al sujetar el teléfono con una mano y pulsar con la otra se forma un circuito cerrado que emite texturas. Funciona por electrovibración y aún está en fase experimental.

La idea de Microsoft no va por este camino. Entre los defectos de la electrovibración se cuenta la molestia que producen algunas frecuencias audibles, algo que no ocurriría utilizan este nuevo método. Además, las sensaciones que podría llegar a experimentar el usuario también serían más variadas según se desprende de la patente.

El proyecto de Microsoft no estaría destinado en principio a pantallas pequeñas como las de los tablets o los smartphones, sino a las de un tamaño mayor, de ordenadores o las proyectadas en algún tipo de superficie, como una mesa, según New Scientist. Las posiblidades que esto ofrece son enormes ya que el mercado podría del 3D, entre otros, podría dar un vuelco.

Pese a ello, es inevitable pensar en lo que esta tecnología podría llevar a las pequeñas pantallas de los dispositivos móviles. En primer lugar los teclados virtuales serían más completos y más funcionales, por lo que los terminales con teclado físico incorporado dejarían de tener razón de ser. La textura también podría contribuir también a mejorar las capacidades táctiles, ya que sería más fácil identificar aplicaciones y accesos directos.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.