Innovación

Microsoft e IBM intentarán anticiparse a los ‘picos’ de polución en China

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Escrito por Marcos Merino

Diversos organismos públicos han llegado a acuerdos con ambas compañías estadounidenses para el desarrollo de tecnologías que permitan avisos más tempranos.

A comienzos del pasado mes de diciembre, el gobierno chino hizo algo sin precedentes en la historia de su país: emitir una alerta roja ambiental a causa de la deplorable calidad del aire en una amplia región al norte del país (desde Xian hasta Habrin, pasando por la capital: Pekín, en la que habitan 22 millones de personas), cubierta en esos días por una niebla contaminante tan densa que las autoridades recomendaron a sus habitantes que no salieran a la calle.

El régimen comunista del gigante asiático ha tenido que hacer frente a una conciencia social creciente acerca de los problemas de la mala calidad del aire en los grandes núcleos de población del país, por no mencionar la polémica desatada tras anteriores ‘picos’ de contaminación que no habían recibido la calificación de ‘alerta’.

Una oportunidad de negocio para Microsoft e IBM

Pero, mientras esto ocurría, dos grandes compañías tecnológicas llevaban un tiempo trabajando en una solución: tanto IBM como Microsoft habían firmado ya acuerdos con agencias gubernamentales chinas para el desarrollo de tecnologías destinadas a la predicción de niveles de contaminación del aire con una mayor antelación (en torno a los 10 días), así como a trazar planes de lucha contra la misma. Eso podría ayudar a las autoridades a planificar cuándo cerrar escuelas, aeropuertos, o determinadas fábricas; a restringir vehículos; a posponer eventos deportivos, etc.

Así, Microsoft trabajará con el Ministerio de Medio Ambiente chino, además de con las agencias de protección medioambiental de la provincia de Fujian y de la ciudad de Chengdu, mientras que IBM, que ya trabajaba con la oficina de medio ambiente de Pekín, suma ahora como cliente a la que será co-sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022, Zhangjiakou. Fuera de China, IBM ya trabaja en llevar a cabo la misma labor en Johannesburgo (Sudáfrica) o Nueva Delhi (La India).

Pero aún quedan cosas por mejorar

Desafortunadamente, ambas compañías siguen ajustando sus respectivas tecnologías: la app web y móvil ‘Urban Air’ de Microsoft todavía no ofrece pronósticos, y las previsiones quee IBM ofreció durante el Open de Tenis de China animaba a hacer ejercicio ligero… pese a coincidir con la alerta roja de la que hablamos al comienzo del artículo.

Robert Rohde, de Berkeley Earth declaró a Reuters que “si podemos predecir el tiempo, sólo se necesita ajustar un poco más las variables para predecir la calidad del aire:. La mayor parte de las veces, las emisiones contaminantes no cambian con demasiada rapidez”. Ésa es la teoría, claro.

Vía | Yahoo! News
Imagen | Kevin Dooley

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.