Innovación

Microsoft crea ‘Shy’, una nueva interfaz de usuario para pantallas táctiles

Microsoft dona mil millones en cloud para ONG y universidades

Microsoft patenta un sistema capaz de interpretar qué botones necesitaremos en un momento dado para evitar llenar la pantalla con opciones irrelevantes.

En los dispositivos táctiles, la pantalla se ha convertido en un elemento esencial y su tamaño es directamente proporcional a las posibilidades y la facilidad con que el usuario disfruta a la hora de manejar su teléfono, por ejemplo. Es por ello que todos los grandes fabricantes de smartphones están trabajando para reducir el marco de sus pantallas, pero la innovación puede ir pronto más allá de estas mejoras físicas y abarcar también a la interfaz de usuario.

Eso es lo que pretende Microsoft, compañía que ha patentado una nueva interfaz de usuario múltiple (MSSUI), apodada ‘Shy’, con la que poder minimizar los botones que se muestran al usuario y maximizar la pantalla al mismo tiempo.

Patente Shy de Microsoft

Según informa el portal Winbeta, la atrevida apuesta de los de Redmond permite que, en lugar de que se muestren todas las opciones de reproducción al tocar la pantalla durante un vídeo (adelante, atrás, velocidad, pausa, etc.), tan sólo se muestran aquellas que realmente interesen al usuario y sea éste el que decida cuáles necesita utilizar en cada momento. Para ello, se contará con un paquete más minimalista de opciones que se iría modificando según la inteligencia del sistema considere oportuno, gracias a sensores que detecten la presencia, posición, orientación, dirección de la marcha o velocidad de desplazamiento de un puntero (como el dedo o un lápiz óptico).

De este modo, la tecnología ‘Shy’ sería capaz de detectar e interpretar la intención del usuario con respecto a lo que ve en la pantalla, adelantándose a éste y mostrándole sólo las opciones pertinentes. Por ejemplo, si estamos viendo un vídeo, la nueva interfaz sería capaz de interpretar lo que queremos y, por ende, mostrarnos sólo los botones que queremos (por ejemplo, el de pausa), en lugar de todas las opciones disponibles en la aplicación (pausa, reproducción, salto, avance rápido…).

En la actualidad existen muchos sistemas que ya ocultan diversas opciones que sólo se pueden ver si el consumidor pulsa sobre ella, pero la innovación de Microsoft radica en que el usuario no necesita realizar una acción proactiva para que la interfaz responda adecuadamente, sino que es el propio dispositivo el que analiza y predice lo que puede desear en cada instante. Veremos si finalmente Nadella y los suyos implementan esta innovación en sus dispositivos móviles con Windows 10…

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.