Innovación

Metadatos anonimizados en el email, ¿una alternativa para optimizar procesos?

Metadatos anonimizados en el email, ¿una alternativa para optimizar procesos?

Desde la Escuela de Negocios de Harvard subrayan la posible aplicación de la ciencia de datos para el análisis del tráfico de correos electrónicos y los metadatos del calendario de los empleados de esta empresa. El plan sería optimizar procesos sin invadir la privacidad de los trabajadores.

Aunque la ciencia de datos no ha logrado revolucionar la gestión del cambio en las empresas, ya son varias las compañías que se están beneficiando del potencial de las técnicas basadas en datos. En la revista de negocios de Harvard, diversos autores ejemplificaban que EY, una compañía que colabora con Microsoft Workplace Analytics, ayuda a los clientes a predecir la posibilidad de retención de talento y maximizar esta capacidad. Para ello, se identifican patrones en el email, cómo quiénes son los empleados más proactivos a sortear obstáculos o las interrelaciones entre compañeros. 

21 cosas que debes evitar al enviar un correo electrónico

Es lógico que existan dudas o animadversión en torno a la privacidad si una compañía decide examinar el email y el calendario de una persona, incluso pese a que se trate de una cuenta corporativa. No obstante, una vía es que la información se alcance a través de metadatos anonimizados, en los que se eliminan tanto los nombres particulares de las personas como el contenido específico de cada comunicación. Este análisis permitiría por ejemplo, conocer cuáles son los grandes temas de los que se habla y la frecuencia con la que los diversos departamentos los abordan.

Relacionando los metadatos con otros indicadores más tradicionales podría determinarse con precisión la existencia de problemas y colapsos de estructuras o procesos que afectan al trabajo diario y a partir de ellos, establecer los cambios organizacionales pertinentes para optimizar los procesos, además de supervisar la mejora en tiempo real. Estas técnicas empleando ciencia de datos tienen el poder de acelerar la intervención con los empleados -sin esperar a realizar una encuesta o hablar en persona-, analizando sus sentimientos y conducta en tiempo real.

Cabe destacar que precisamente, ante estos cambios innovadores serán necesarios profesionales especializados en gestión del cambio que sean capaces de interpretar los datos resultantes y diseñar las estrategias a ejecutar ante emergencias y procesos de transformación en la empresa, valiéndose de técnicas como los mencionadas metadatos anonimizados para realizar procesos de reestructuración, obtener respuestas más concretas y precisas y declinar otros métodos más invasivos y menos fiables como las encuestas, en las que pueden entrecurzarse juicios y valoraciones personales.

Vía | Harvard Business Review

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.

  • Miguel Ángel Rubio Lax

    Todo lo que mejore el conociento y la optimización es positivo, eso si, sin invadir (de verdad) la privacidad del trabajador.