Innovación

Las primeras matrículas digitales para vehículos aterrizan en California

Las matrículas digitales para vehículos aterrizan en California

La digitalización empapa todos los aspectos de la vida: en las calles de Sacramento se han probado las primeras matrículas digitales desarrolladas por la compañía Reviver Auto y que ya se pueden adquirir en Estados Unidos.

Desde finales del pasado mes de mayo ya pueden verse circular por las carreteras californianas las primeras matrículas digitales, un nuevo hito de la innovación cuyo proyecto piloto se ha fraguado con éxito. Su coste inicial, al que se suman la tarifa de servicios de mantenimiento y actualización de las aplicaciones, es de 699 dólares, y su aspecto es el de una sobria tableta con caracteres en blanco y negro. La finalidad emerge de las autoridades y consiste en sustituir progresivamente a las matrículas analógicas convencionales, con su clásico distintivo de metal.

Al contar con soporte digital, estas matrículas modernas destacan por su multiplicidad de aplicaciones: pueden detectar e informar de robos, proporcionar datos muy completos acerca de las emisiones contaminantes, permiten domiciliar el pago del tributo anual por circular en las vías californianas, abonar los peajes de carretera sin parar el vehículo, pagar el parquímetro y también, como nota más personal, incluir mensajes personalizados.

ETHYKA, el proyecto español que soluciona los dilemas éticos del coche autónomo

Fue Jerry Brown, gobernador de California, de quien partió el impulso de esta iniciativa hace cosa de un lustro, aprobando una normativa por la que el Department of Motor Vehicles (DMV) está autorizado a buscar otras posibilidades para registrar los vehículos más allá de pegatinas y papeles para el automóvil. Solamente acudió al concurso la propia Reviver Auto, que ya había desarrollado un prototipo de matrícula digital el cual perfeccionó y amplió.

Son muchos los expertos que comparan la creación de la compañía estadounidense con una caja negra por su capacidad de registrar la velocidad, el consumo o las necesidades de mantenimiento, datos fundamentales para reducir la contaminación y luchar contra el cambio climático.

 

En California los 24 Chevrolet Bolt eléctricos pertenecientes a la flota de la corporación local llevan incorporadas estas matrículas digitales, con cierta vocación elitista debido a su elevado precio, fuera del alcance de muchos bolsillos. El gestor de la flota afirma que pueden conocer información importante con un carácter muy preciso, “sabiendo hasta dónde viajan y cuánta electricidad usan”. 

En última instancia, y especialmente debido a las cuestiones de privacidad que plantean estas matrículas se orientan más hacia las compañías de gestión de flotas, interesadas en monitorizar los datos de sus vehículos, que en los conductores finales que también podrán desconectar sus datos.Eso sí, cuando el coche esté aparcado tendrán el aliciente de que la matrícula muestre los mensajes configurados por el usuario.

Ya están disponibles para los usuarios en California, mientras que en julio se comercializarán en el estado vecino de Arizona para pasar a Nevada, Maryland y Pennsylvania. Su expansión internacional tendrá lugar, ya que Reviver Auto acaba de vender su creación en Dubái y quiere que llega a todo el planeta.

Fuente | Mashable

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.