Innovación

Makr Shakr, el camarero robótico

makrshakr
Escrito por Marcos Merino

Tres brazos robóticos accionados a través de una app móvil prepararán y servirán los cócteles del último barco de Royal Caribbean.

Royal Caribbean ha equipado a su nuevo navío de crucero de última generación (el ‘Quantum of the Seas’, al que califican de “primer barco inteligente del mundo”) con una nueva clase de camareros: camareros robóticos, creados por los diseñadores del MIT Senseable City Lab (en colaboración con Coca-Cola -que aporta la tecnología de su dispensador Coca-Cola Freestyle- y Ron Bacardi). Su nombre es Makr Shakr, y consiste en un nuevo sistema de coctelería robótico que permite a los usuarios solicitar en tiempo real la preparación de cócteles personalizados a través de una app móvil (con la que también podrán compartir fotos, consejos, y recetas), que les serán servidos gracias a una cinta transportadora.

Este proceso es realizado por tres brazos robóticos capacitados para usos industriales de alta precisión, siendo capaces así de agitar el martini o de cortar en finas lonchas el limón que acompaña a la bebida. Sus movimientos, además, se han programado utilizado los gestos previamente filmados de Roberto Bolle (bailarín principal del American Ballet Theater), dirigido por el coreógrafo italiano Marco Pelle.

En palabras de Carlo Ratti, director del MIT Senseable City Lab, “Makr Shakr es un gran ejemplo de cómo las tecnologías digitales están cambiando la interacción entre personas y productos, un tema que nuestro laboratorio ha explorado en profundidad”. Por su parte Yaniv Turgeman, líder del proyecto, afirma que “lo mágico será observar en tiempo real la generación de una cultura de bares ‘de abajo a arriba’, gracias a la capacidad de los usuarios para configurar sus propios cócteles.

Las habilidades de Makr Shakr fueron presentadas al público por primera vez en el marco de la conferencia anual de desarrolladores Google I/O de 2013. Aunque no cuesta demasiado imaginar ingenios similares en los bares de nuestra ciudad dentro de unos años, sus creadores manifiestan no estar buscando reemplazar a los camareros humanos, sino “observar cómo las personas abrazan las nuevas facilidades que ofrece la fabricación digital”.  Todo esto no impedirá que se reabra el debate en torno al efecto que la automatización de tareas podría tener sobre el empleo (un debate que ya abordamos recientemente en TICbeat). El vídeo de presentación de Makr Shakr tiene su propia aportación al mismo, a través de una cita del arquitecto holandés Constant Nieuwenhuys incluida al final del mismo.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.