Innovación

Los robots reemplazarán a los trabajadores europeos en Reino Unido tras el Brexit

Los robots reemplazarán a los trabajadores europeos en Reino Unido tras el Brexit

Un estudio elaborado por la consultora KPMG revela que las compañías británicas compensarán la pérdida prevista de trabajadores de la Unión Europea como consecuencia del Brexit con el uso de “inteligencia artificial, robótica y automatización”.

KPMP ha publicado el informe “Efectos del brexit sobre los ciudadanos de la UE” en el que se indica que, pese a que el 45% de los ciudadanos europeos que trabajan en el país planean quedarse, un 35% se está planteando marcharse, y el 8% ya ha tomado la decisión de hacerlo. Si se extrapolara el dato a la totalidad de los trabajadores de la UE en el Reino Unido, se trata de un grupo que equivaldría a casi un millón de posibles bajas: el 3,1% de la población activa del país. El fenómeno podría provocar una fuga de talento derivada del Brexit.

34 robots ya van a trabajar a la oficina en Japón

Según el estudio, los trabajadores de la UE más proclives a abandonar el Reino Unido son los que la consultora denomina INDEY, siglas inglesas que aluden a: independientes, solicitados, formados y jóvenes. Como ejemplo de esta circunstancia, la mitad de los encuestados con doctorado y el 39% de los que tienen un posgrado en su haber se están planteando en estos momentos abandonar el país británico. Por otra parte, más de la mitad de los ciudadanos (52%) que ganan entre 50.000 y 100.000 libras también barajan la opción de salir de Reino Unido.

Según explica Antonio Hernández, socio responsable de Brexit e Internacionalización de KPMG en España, “el estudio subraya la importancia que va a tener la actuación de las empresas para que el Reino Unido evite una fuga de talento derivada del Brexit”, que supondría la pérdida de un millón de empleados europeos capacitados. Las previsiones apuntan a una encarnizada lucha por el talento entre las compañías británicas, además de la implantación progresiva de robots e inteligencia artificial para complementar las plantillas.

Las consecuencias del Brexit ya se perciben en el ámbito académico, en el que ya es visible una disminución de las solicitudes de matriculación de ciudadanos de la UE en las universidades británicas lo que, llegado el caso, “podría provocar un problema en la cantera de especialistas de alto nivel, así como una carencia de químicos, lingüistas y otros profesionales”. Si las empresas no persiguen retener el talento, podrían perder toda clase de profesionales, como los de tecnologías de la información, creativos, ingenieros o especialistas en finanzas.

Para apoyar a los ciudadanos europeos, KPMG anima a las empresas a que tomen conciencia del riesgo al que está expuesto su negocio, dialoguen con sus empleados, impulsen una estrategia para apoyar al personal ante cualquier nuevo régimen de inscripción del ministerio del Interior británico y consideren si las políticas existentes sobre empleados necesitan ahora un elemento de inmigración.

La consultora también les anima a llevar a cabo numerosos planes de escenarios y modelos respecto de su plantilla, ser más proactivas e imaginativas al contratar trabajadores extranjeros, reconsiderar su inversión en formación y desarrollo, revisar la retribución y las prestaciones y ser conscientes del potencial de la robótica, la inteligencia artificial y la automatización como elementos de apoyo.

Los robots reemplazarán a los trabajadores europeos en Reino Unido tras el Brexit

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.

  • Progamados

    A los políticos los pueden remplazar sin problemas, total son robots pero de carne.