Innovación

Los nuevos usos de la levadura gracias a la biología sintética

yeast
Escrito por Marcos Merino

Tanto la levadura como las algas sustituyen ahora a numerosas materias primas amenazadas por la escasez para producir medicamentos, cosméticos, combustibles…

Las levaduras y las algas han sido útiles durante siglos para el ser humano por su capacidad para generar alcohol o servir de fertilizante. Pero gracias a la biología sintética, podrían ser ahora la base para producir todo tipo de productos (medicamentos, cosméticos, combustibles, saborizantes) que hasta ahora estaban vinculados a materias primas muy escasas (y, por ello, caras). Las nuevas técnicas de manipulación genética permitirán una abundancia que asegure su suministro.

Medicamentos contra la malaria y cremas hidratantes

En abril de 2013, la compañía farmacéutica Sanofi inició la producción comercial de un medicamento esencial para combatir la malaria. Fue posible gracias a un proyecto llevado a cabo por Amyris y financiado por la Fundación Gates para usar una levadura del pan genéticamente modificada, capaz de proporcionar un ingrediente que hasta ahora normalmente se extraía de un arbusto (Artemisia Annua o ajenjo dulce) cultivado en China, Vietnam y varios países africanos. Amyris también está usando levaduras para producir un ingrediente usado en cremas hidratantes que hasta ahora solía extraerse de aceitunas o de hígados de tiburón.

“Aceite de palma” y “leche”

La compañía Solazyme empezó fabricando biocombustible a partir de algas, pero ahora modifica genéticamente éstas últimas para producir un sustitutivo del aceite de palma. También está usando algas no modificadas para producir un material en polvo capaz de imitar las propiedades de la leche y la mantequilla.

Vainillina

Hace cinco años, los científicos de la compañía suiza Evolva agregaron genes a la levadura Saccharomyces cerevisiae (usada en la fabricación de pan, cerveza y vino) para que al hacer fermentar el azúcar generasen un compuesto llamado vainillina (responsable del ‘sabor a vainilla’). Empezó a ser comercializado en 2014.

Opioides

La mayoría de morfina que se consume en el mundo se deriva de plantas de amapola, por lo que la producción de drogas ilegales como la heroína puede terminar generando escasez de medicamentos muy necesarios. Pero, recientemente, un equipo de investigadores de Stanford ha logrado modificar una clase de levadura mediante la introducción de genes de amapolas y otras bacterias, obteniendo opioides semisintéticos durante el proceso.

Perfumes y repelentes contra insectos

Las raíces de una gramínea tropical llamada vetiver generan un aceite aromático muy usado para dotar de un matiz terroso a ciertos perfumes. Pero los ejemplares de esta especie pueden estar más tranquilos: en 2012 una compañía de San Diego llamado Allylix descubrió la manera de reproducir sintéticamente ese mismos olor usando cepas de levadura. Allylix también está usando levadura para producir valenceno (un saborizante generalmente extraído de las naranjas) y nootkatona (un saborizante presente en el pomelo que también tiene aplicaciones como repelente de insectos).

Imagen | Wikipedia

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.