Innovación

Los nuevos roles híbridos en IT, Comunicación y Marketing

El panorama industrial que están delineando la revolución tecnológica y la crisis económica exige nuevas formas y nuevos roles. Entre los departamentos más sensibles ante el cambio de modelo se encuentran, además de los tecnológicos,  los de Comunicación y los de Marketing, debido a que la información es, precisamente, el eje de esta transformación.

Las empresas necesitan ser organizaciones mucho más ágiles de lo que tradicionalmente han sido y solo lo lograrán mediante la flexibilidad de sus puestos de trabajo y dependen de la capacidad que desarrollen para gestionar la información. Este proceso de hibridación debe llevarse a cabo en todos los niveles y departamentos, pero uno de los puntos más sensibles probablemente sea la sinergia entre el departamento IT y los de Comunicación, ya que este es el único camino para lograr el flujo de información necesario para adaptar las organizaciones a los nuevos tiempos.

Las tecnologías como el cloud computing y el big data han situado a los departamentos tecnológicos en el centro del desarrollo del propio negocio, provocando que las decisiones tecnológicas tengan más consecuencias que nunca en el modelo comercial y en las estrategias generales.

Al mismo tiempo, la sociedad está atravesando un proceso en el que el mayor flujo de información profesional, política y privada está  revolucionando las relaciones (entre individuos, entre organizaciones y entre los individuos con las organizaciones) y las costumbres de consumo.

Las mayores posibilidades de comunicación son una de las características más importantes de la nueva revolución industrial y son consecuencia directa de la evolución de la tecnología, pero el verdadero aprovechamiento de las nuevas herramientas solo se puede obtener mediante su comprensión técnica y el entendimiento de la intensidad del impacto de la transmisión de información. Los técnicos y los profesionales de la comunicación están obligados a entenderse.

El papel del Marketing

La importancia que se otorga al Marketing no es la misma en todas la empresas, pero en los nuevos escenarios que se están planteando, esta disciplina debe ser un elemento fundamental de la estrategia de cualquier organización. De la misma forma en que solo el departamento de Comunicación es capaz de entender las características de la transmisión de información, el de marketing es el único capaz de entender el impacto que los cambios sociales tendrán en el negocio de la compañía.

El éxito de los productos de Apple es el mejor ejemplo de la importancia que tiene entender los cambios en las tendencias de consumo y de tenerlos en cuenta en todo momento para desarrollar la estrategia general de la compañía. Y esto solo es posible a través de un departamento de Marketing fuerte con capacidad de decisión.

El sentido estratégico de la hibridación de perfiles solo puede encontrarse a través del Marketing.

Perfiles pivote

Desde hace un par de años, los encargados de los departamentos IT han visto como sus responsabilidades se están alterando debido a las peticiones tecnológicas de otros departamentos. Antes ellos decidían qué tecnologías implantar y el resto las asimilaba prácticamente sin opinar. Pero la popularización de las nuevas tecnologías ha ocasionado que los empleados quieran dispositivos móviles diferentes, los departamentos de recursos humanos redes sociales internas y los departamentos de administración analíticas de big data.

La solución a este tipo de problemas pasa por la introducción de perfiles que sean capaces de entender las necesidades de cada departamento y las posibilidades técnicas de la compañía, que al mismo tiempo promuevan la participación de todas las áreas en la elaboración de la estrategia general y la interacción entre ellas. O lo que es lo mismo, el desarrollo de roles híbridos que sepan mediar entre IT y las necesidades de negocio de la compañía.

El modelo que entendía la información como un bien que había que proteger está dando paso a uno en el que las ventajas competitivas se encuentran al dejarla fluir, la comunicación es la herramienta más útil que las organizaciones tienen para adaptarse, sobrevivir y tener éxito.

Sobre el autor de este artículo

Edgar Camelo