Innovación

Los inconvenientes de la geoingeniería contra el cambio climático

messenger_earth_lrg
Escrito por Marcos Merino

Un informe señala los inconvenientes de diversos proyectos de intervención medioambiental que se habían propuesto como solución contra el calentamiento global.

Ante la evidencia de que, pese a los acuerdos internacionales y las promesas de varios países de reducir sus emisiones, la comunidad internacional no será capaz de evitar la subida de 2º C en la temperatura global del planeta, en un principio se pusieron sobre la mesa diversos proyectos de geoingeniería que parecía que ayudarían a resolver el problema. Pero un reciente informe de la Academia Nacional de Ciencias estadounidense advierte de que estas soluciones podrían no ser tan efectivas como se había planteado.

Dicho informe deja claro que sería más sencillo y económico a largo plazo empezar ahora a limitar las emisiones de carbono: “No existe una solución para reducir las emisiones de CO2 y otros gases invernaderos, mitigar las consecuencias del cambio climático y reducir la acidificación actual de los océanos”.

La posibilidad de llevar a cabo un proceso de captación y almacenamiento de CO2 de la atmósfera plantea varias dificultades. La primera de ellas, que desconocemos sus consecuencias a largo plazo. En segundo lugar, que los resultados actuales no son suficientes para paliar el exceso de emisión, pero un proyecto a gran escala sería demasiado complejo y caro.

Más complicado sería emprender una limitación de luz solar que llega a la Tierra (lo que se conoce como un aumento del albedo). Esta tecnología aún está lejos de conocerse en profundidad y sus riesgos son muy altos según el informe: la posibilidad de sequías y hambrunas son, junto a la propia irreversibilidad de la alteración, algunos de ellos.

Algo similar ocurre con la reducción de la acidificación marina: todo indica que las propuestas de fertilización de los océanos con el fin de aumentar el crecimiento microbiano abrirían las puertas a más problemas que soluciones.

Por lo tanto el informe nos lleva a dos conclusiones:

  • Sería más rentable emprender una reducción inmediata de emisiones y una sustitución de combustibles fósiles por otros no emisores. Es la opción más viable dado que a corto plazo sí da resultados, y permite mantener dentro de lo aceptable sus riesgos y costes.
  • Aún así, no parece que vayamos a ser capaces de lograr a tiempo dicha reducción… así que los esfuerzos deben concentrarse en la mitigación de las consecuencias del cambio climático, así como en la adaptación a los mismos.

Imagen | NASA

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.