Innovación

Los glaciares se derriten y el nivel del mar aumenta peligrosamente: ¿Hay solución?

glaciar

La Tierra está en riesgo debido al posible aumento del nivel del mar entre 6 y 9 metros a causa del cambio climático, según un análisis realizado en una región de la Antártida en la que podrían derretirse numerosos glaciares. Pero los científicos han encontrado una posible solución.

Los océanos ya están aumentando sus dimensiones rápidamente, y se han convertido en uno de los principales problemas de las ciudades costeras. Las capas de hielo que se encuentran en la parte superior de la Antártida y Groenlandia podrían derretirse, produciendo que el nivel de los océanos creciera hasta un punto realmente peligroso, especialmente para todas las ciudades cerca del mar que verían cómo sus infraestructuras y hogares se verían destruidos por el agua.

Actualmente el clima de la Tierra se sitúa muy cerca de la temperatura que hizo que hace unos 125.000 años gran parte de la capa de hielo de la Antártida se derritiera, según informaron los científicos de una nueva investigación sobre los glaciares el pasado miércoles.

Como afirma David Wilson, un geólogo del Imperial College de Londres y uno de los autores de esta nueva investigación, no es necesario que haya un gran aumento de la temperatura actual para que esta capa de hielo se derrita, tan solo con que incremente 2 grados más la temperatura actual esto ocurrirá en una región de la Antártida que ha sido muy poco estudiada por el momento, la Wilkes Subglacial Basin. Esta región ocupa un gran tamaño y si se derrite el aumento del nivel del mar sería de más de 3 metros.

Pero el planeta ya se encuentra en una temperatura muy alta, en comparación con las épocas del pasado, en las que capas de la región de Wilkes se derritieron con temperaturas menos cálidas.

El deshielo de la Antártida afecta a la gravedad de la Tierra

Los seres humanos somos los causantes de que la temperatura de la Tierra haya aumentado 1 grado por encima de las épocas preindustriales, es decir, si seguimos a este ritmo de destrucción del planeta la temperatura subirá 2 grados en un futuro cercano, y la región de Wilkes se convertirá en agua.

Esta nueva investigación “contribuye a la creciente cantidad de pruebas de que la Antártida oriental no es tan estable como pensábamos”, ha afirmado Isabella Velicogna, una experta en glaciares de la Universidad de California, a The Washington Post.

Próximamente Estados Unidos y Gran Bretaña van a comenzar un proyecto en el que se investigará el glaciar Thwaites de la Antártida, considerado el más peligroso de este siglo en relación con la inundación de las costas.

Este glaciar posee características muy similares a Wilkes, ambos son muy inestables y pueden hacer subir el nivel del mar unos 3 metros por encima de su nivel actual cada uno.

¿Qué solución hay para este grave problema?

glaciar

Este jueves se publicó un estudio en la revista de la Unión Europea de Geociencias The Cryosphere en el que se daba una posible solución al derretimiento de estos glaciares, que sería el mayor proyecto de ingeniería civil de la historia: construir paredes bajo las capas de hielo, evitando así que se caigan.

Estas paredes podrían ‘darnos tiempo’ frente a este aumento del nivel del mar, para que la humanidad revierta el calentamiento que nosotros mismos hemos causado.

“Este tipo de intervención en la capa de hielo hoy estaría en el límite de las capacidades humanas”, han afirmado los investigadores, que explican que el proyecto aún es simplemente teórico. Este proyecto podría evitar el colapso del glaciar, consiguiendo así que pueda volver a crecer como glaciar, sin expandirse en los océanos.

La construcción de estas paredes comenzaría por pegar montículos de unos 300 metros por debajo para soportar el glaciar y también impedir así la entrada de agua caliente por debajo del hielo. Este método sería “comparable a los proyectos de ingeniería civil más grandes que la humanidad haya intentado alguna vez”, han explicado los investigadores a Business Insider.

La probabilidad de que los montículos ayuden a prevenir el colapso del glaciar Thwaites es de un 30%, frente al 70% de probabilidad que tienen las paredes de parar el derretimiento del glaciar, aunque es algo mucho más complejo de llevar a cabo.

Las dificultades técnicas para realizar este proyecto son el principal problema para su consecución.

Esta obra de ingeniería podría solucionar en parte uno de los problemas más graves a los que se enfrenta la humanidad, es decir, el aumento del nivel del mar que está ocurriendo a pasos agigantados.

Pero el resto de problemas que trae el cambio climático como pueden ser la sequía, las tormentas intentas o las olas de calor insoportables por el ser humano no van a solucionarse. Así, los glaciares siguen derritiéndose por nuestra culpa y la mejor solución no queremos oírla: dejar de contaminar el planeta y de producir el cambio climático que va a destruir la Tierra.

Sobre el autor de este artículo

Alicia Ruiz Fernández