Innovación

Los coches autónomos de Google ya ruedan por las carreteras de Mountain View

GoogleVehicle1

El futuro de la automoción parece cada vez más cerca y el sueño de que los coches conduzcan por sí mismos está a la vuelta de la esquina. Y es que Google, tras años de trabajo y experimentos privados, ya ha puesto a rodar sus vehículos autónomos en las carreteras de Mountain View, donde tiene su sede el principal buscador del mundo.

A pesar de la polémica que ha suscitado el hecho de que estos coches comiencen a verse por las carreteras, en convivencia con los vehículos tradicionales, lo cierto es que los automóviles de Google están comenzando a acumular kilómetros (pronto podrían aterrizar en Alemania y los Países Bajos) en asfalto real de cara a una futura implementación a gran escala.

google-car-mountain-view

Se trata de los mismos prototipos que Larry Page y Sergey Brin presentaron en diciembre y mayo y que han sido enteramente construidos por Google, aunque la idea posterior de la empresa es ofrecer su tecnología a los fabricantes de automóviles al uso para que sean estos los que produzcan sus propios coches autónomos.

Apoyo de un conductor “de emergencia”

Para garantizar la seguridad de estos vehículos autónomos, Google ha impuesto como norma que en todos sus coches vaya un conductor “de emergencia” que pueda tomar el control del automóvil en caso de cualquier fallo durante la prueba. Es por ello que estos prototipos irán equipados con un volante extraíble y pedales de acelerador y freno para mayor tranquilidad del resto de conductores, que sabrán que dentro de los Google Car va siempre un humano capaz de evitar un potencial accidente.

google-coche

Asimismo, el software de control del coche autónomo (probado anteriormente con Lexus sin apenas incidentes) estará configurado durante todas estas pruebas para rodar a un máximo de 40 kilómetros por hora, lo que también evitará accidentes de gravedad.

Coches de diseño

Durante estas pruebas en carreteras reales, los coches de Google irán decorados con diseños únicos realizados por artistas californianos que ayudarán a que sean más reconocibles y atractivos para el resto de conductores que los vean pasar. Todos los diseños van en la línea de un lema (“Mi comunidad, mis vecinos”) que ejemplifica el deseo de Google de que sus coches autónomos sirvan para fomentar una convivencia cívica en las ciudades de todo el mundo.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.