Innovación

Los 12 productos españoles que fueron un auténtico fracaso: Keteke, Terra y más

fracasos-espanoles
Escrito por Redacción TICbeat

El 90% de los nuevos productos fracasan: a veces porque lo que parecía una buena idea resulta no serlo, otras porque la empresa pone expectativas de ventas que no se cumplen y la mayoría, simplemente, porque nadie los usa.

Casi todos los listados de fracasos estrepitosos suelen ser de productos estadounidenses, así que hemos creado un lista de productos marca España que no tuvieron el éxito deseado.

Los fracasos del crowdfunding más grandes de la historia

Aquí van doce. Si crees que nos dejamos algún fracaso fuera, cuéntanoslo.

12. 1995 – Infovía (Telefónica)

Infovía

Infovía Todocolección

Infovía fue una especie de “internet paralelo” que lanzó Telefónica en 1995: permitía al usuario conectarse a través de una llamada al 055 y navegar usando directorios de empresas proveedoras (accesos directos al email y otros servicios).

Infovía era, como recuerda este artículo de El País, lento, complicado y caro: una hora costaba 139 pesetas (0,84 euros), lo que echando cuentas se pone en 50,4 euros mensuales por navegar dos horas diarias. Muchas veces —y ahí llegaron las quejas — los ordenadores hacían la llamada, no llegaban a acceder a internet y al usuario se le cobraba igual.

Esto, sumado a la mala calidad del servicio, llevó a su desactivación: en 1998 y por orden ministerial de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.

Boomy

Boomy Todocolección

El Boomy no fue un fracaso entre el público, sino de producción.

El helado, una brocheta de tres frutas (fresa, limón y naranja), salió en 1991 y se convirtió inmediatamente en uno de los más populares de la marca, que por aquel entonces innovaba cada temporada con propuestas como el Strabik, el Tubi Tubi, el Twister, el Frigopie el Frac.

Si a la gente le encantaba (y todavía hoy quien pide su vuelta), ¿por qué Frigo lo retiró tan rápido del mercado? Como ha explicado en Verne Joan Vinallonga, jefe de desarrollo de proyectos de la empresa por aquel entonces, “el Boomy fracasó, entre otras posibles razones, por una cuestión técnica: construir una reproducción tan exacta y en miniatura de tres frutas requería unas máquinas demasiado lentas para una producción masiva”.

10. 1998 – Paris Match (Hachette Filippachi)

Paris Match

El 16 de marzo de 1998 salió el primer número de la versión española de Paris Match, la exitosa revista semanal francesa del grupo Hachette Filippacchi, que entonces ya llevaba medio siglo en el mercado.

Para el lanzamiento de la edición patria, Hachette se asoció con Telecinco y creó una redacción de 25 personas dirigidas por Agustín de Tena. La idea era hacer un producto con reportajes de actualidad (parte traducciones y parte propias) y famoseo en el que, además, primara la fotografía. El primer número llevaba en portada al rey Juan Carlos I. La empresa pretendía vender 100.000 ejemplares semanales

El lanzamiento fue ambicioso, pero la revista no duró ni un año en los kioscos españoles porque el producto a) no fue capaz de competir con otras publicaciones b) no se adaptaba al consumidor español. Cerró a los nueve meses. 

9. 1999 – Terra (Telefónica)

TerraTerra es sinónimo de burbuja puntocom: fundada en el 99, se convirtió en referente internetero en España y salió a Bolsa, llegando a entrar en el selecto Ibex 35 un año después, en el 2000. En 2005 dejó de cotizar y en 2017 echó el cierre definitivo sin haber sido capaz de capitalizar todo aquel tráfico.

Se hicieron muchos análisis sobre su caída. Este de ABC apunta:

“Probablemente la razón por la que Terra fracasó fue la de ejecutar un proyecto de internet como si se tratase de una corporación como Telefónica, de la que partía. Salida a bolsa por todo lo alto, ejecutivos de chaqueta y corbata, aviones privados, fiestas y equipos humanos desproporcionados, que a día de hoy, consideraríamos un despilfarro. En 1999, cuando se lanzó Terra, no existía un modelo de negocio real en internet, sólo la expectativa de que las millones de visitas de usuarios, se convirtieran en millones de euros en publicidad. Algo que nunca llegó ocurrir”.

8. 2004 – Seat Toledo III (Seat)

Seat Toledo III

El SEAT Toledo III salió al mercado en 2004 y fue un fracaso total en ventas.

La empresa tenía como objetivo llegar a las 40.000 unidades al año y, en 2005, sólo colocó 20.564. En los años anteriores, el Toledo II superaba con creces esas cifras: 34.985 y 40.162 unidades. Éste sí fue un éxito comercial.

¿Qué pasó con el modelo III? Este análisis de Motorpasión apunta“Diseñado por Walter da Silva, básicamente era un Altea con más maletero y estéticamente no ha convencido al público, aunque el SEAT Altea XL sí. ¿Y qué problema tiene el Altea? Un periodista me dijo una vez que como no cabía el carrito del niño plegado, los papis no se lo compraban. (…) El único problema que tuvo es la estética, porque quitando lo del maletero era un Altea a todos los efectos y ese modelo no ha sido precisamente un fiasco comercial”.

En agosto de 2009 vendió cuatro unidades. Ese mismo año dejó de fabricarse.

7. 2006 – Pipas G Cola (Grefusa)

Grefusa Cola

Grefusa se le ocurrió mezclar pipas con sabor a Coca-Cola y le salió regular: desapareció pronto del mercado, aunque la empresa suele apuntar que fue una ‘edición limitada’.

En una entrevista sobre el asunto en El Mundo, el consejero delegado de la compañía explicó que, cada año, preparan 200 productos de los que finalmente salen sólo 12 al mercado y que “a los fracasos los llamamos grefusadas” a la vez que añadía: “no tenemos miedo de que algo fracase, porque el consumidor está ávido de novedades y el día que dejemos de innovar, moriremos”.

6. 2009 – Keteke (Telefónica)

Paris Hilton y Keteke

Esta es Paris Hilton presentando Keteke Youtube

Telefónica trajo a España a Paris Hilton para presentar Keteke, una nueva red social que quería competir con Tuenti, en la que metió 10 millones de euros y que no duró ni dos años: echó el cierre en 2010 porque no la usaba nadie.

Tuenti, que por aquel entonces tenía cuatro millones de usuarios, fue posteriormente adquirida por Telefónica. Hoy, después de innumerables cambios de marca y estrategia, Tuenti es la operadora low-cost de Telefónica junto con O2.

5. 2009 – Donuts en paquete individual (Panrico)

Donuts individualLos donuts de Panrico solían venir en cajas de cartón de cuatro o seis.

Pero en 2009 la empresa – que en 2005 fue adquirida por un fondo de inversión, Apax Partners – invirtió 35 millones en cambiar el envoltorio. La idea era que si los donuts venían envasados individualmente durarían más, lo que suponía un choque considerable con los valores del donut – cuya gracia estaba en que eran frescos. Los consumidores interpretaron el cambio como un paso a pura bollería industrial y las ventas cayeron, especialmente en bares y cafeterías.

“Maldito el día en que decidieron empaquetar un Donut. Se fabrica igual que en los últimos 50 años, pero ya no parece el mismo”, explicaba uno de los empleados a Economía Digital tras el cambio.

En 2010, ahogada por las deudas, Apax Partners salió y Panrico quedó en manos de la banca hasta que el fondo de capital riesgo Oaktree volvió a hacerse con ella en 2011. Uno de sus primeros movimientos fue una campaña de marketing para recuperar el donuts original en su caja de cartón.

4. 2012 – Yolado (Danone)

Yolado

Yolado era un yogur helado, hecho con leche fresca y sin azúcar. Se lanzó en verano de 2012, se vendió bien pero no lo suficiente para las expectativas de la empresa y en 2015 desapareció.

“Yolado, una de las grandísimas apuestas de la marca, fue un yogur helado que se inventó con el auge de las franquicias de esta categoría en España”, explicaba Economía Digital, “pero no tuvo éxito.

Fue un producto innovador que no encaja en la categoría “saludable”, pero sí fue una de las apuestas innovadoras. La compañía reconoce que “no funcionó”.

3. 2014 – Pizzalada (Telepizza)

Pizzalada

La historia de Pizzalada fue la de producto muy llamativo con potencila viral que triunfó en las redes sociales hasta que los usuarios empezaron a pedirla y descubrieron el pastel: la pizza con ensalada encima resultó ser un fail que en nada se parecía a la imagen promocional.

Aquello dio lugar a memes y a la eventual retirada del invento de la carta.

2. 2014 – Camiseta a rayas que parecía un uniforme del holocausto (Zara)

Zara

No hace falta comentar las causas que llevaron a este producto español a fracasar. Se hizo tal viral que Zara tuvo que pedir disculpas y retirarla.

1. 2014 – Yaap (Telefónica, Caixabank y Santander)

Yaap

Tres empresas gigantescas se juntan para lanzar una app. ¿Qué podía salir mal? Yaap duró dos años: cerró en 2016 después de 28 millones de inversión con unas escandalosas cifras de 2.400 euros de ingresos.

Sus mamás, Telefónica, Caixabank y el Banco Santader indicaron en un comunicado que “cada agrupación se estaba desviando de sus objetivos originales” y que querían “centrarse en el desarrollo de sus propios planes”.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.