Innovación

Logran controlar remotamente un coche de calle

coche control remotoCientíficos de Estados Unidos han descubierto que son capaces de tomar el control de un coche a través de redes inalámbricas. Mediante una serie de herramientas pueden entrar en el sistema de un vehículo y manejar a su antojo funciones como los frenos, los seguros de las puertas y los sistemas informáticos.

Los científicos del grupo han probado que pueden manejar coches usando el servicio OnStar de General Motors y la herramienta de control por voz Ford Sync, apoyados por las conexiones Bluetooth diseñadas para hacer llamadas con manos libres.

Tanto Tadayoshi Kohno, de la Universidad de Washington, como Stefan Savage, de la Universidad de California en San Diego, descubrieron que podían utilizar la red de celdas o estación base que tienen muchos coches para subir el código emitido a través de la voz y así controlar las funciones del coche. En esencia, se podría tomar el control del automóvil mientras éste se encuentra en marcha, detenerlo o darle ciertas indicaciones remotamente.

Anteriormente, los científicos mostraron que podían tomar el control de un coche si tenían acceso físico al sistema diagnóstico a bordo (OBD), un sistema que dirige de una forma casi completa el motor y otras funciones del vehículo. El avance actual es cualitativamente diferente. Ahora los científicos pueden, según esta investigación, tomar el control de un coche con el que no han tenido ninguna conexión previa, según informa Technology Review.

Diseñando los coches del futuro

Al pensar en las implicaciones, llevadas al extremo, de esta investigación cabe imaginar un coche al que se le ordene acudir a un determinado lugar o marcharse a algún otro. Desde un móvil el propietario del vehículo podría darle indicaciones para que éste lo viniera a recoger, o bien, mandarlo a un aparcamiento si en la zona no se puede estacionar.

De momento todo esto serían especulaciones. Si finalmente se pone en marcha un proyecto como el que propone la investigación, a mayor escala, las consecuencias del mismo tardarán en verse reflejadas en los nuevos automóviles. Pero es cierto que este sector ofrece grandes posibilidades para las empresas y los investigadores.

Cada vez hay más esfuerzos dedicados al coche eléctrico y los avances futuristas como éste mismo o Google Cars comienzan a suscitar un mayor interés. No hay más que ver las demostraciones que hizo el gigante de Internet en las conferencias TED de su coche autopilotado.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.