Innovación

El Li-Fi, una tecnología que permite el acceso al Internet mediante los pulsos de luz

shutterstock_90872975
Escrito por Mihaela Marín

Harald Haas introduce una alternativa al Wi-Fi: una comunicación inalámbrica bidireccional en red a través de las bombillas LED.

Transmitir información por medio de la luz no es una novedad. Alexander Graham Bell dio el primer paso en este campo en el año 1880, cuando, junto con su asistente Charles Sumner Tainter, descubrieron el fotófono, el primer dispositivo que permitía la transmisión de sonido a través de una emisión de luz. A muy poco tiempo después de patentar el invento, los científicos abandonaron el desarrollo de sus ideas, demostrando que el proyecto era demasiado temprano para la época.

El problema de la calidad de comunicación que no consiguió solucionar Bell y su compañero se continuó bajo los avances de la investigación moderna que llegó a poner las bases de la comunicación de datos mediante los cables de fibra óptica.

Los retos que pretende solucionar las investigaciones tecnológicas actuales se adaptan a las nuevas necesidades requeridas por el Internet de las cosas, en concreto un futuro en el cual el gran número de dispositivos sean capaces de cambiar la información a gran velocidad y sin necesidad de cables.

Este aspecto ha sido estudiado en profundidad por Harald Haas, el inventor de la tecnología Li-Fi. Se trata de una alternativa del Wi-Fi que consiste en una comunicación inalámbrica bidireccional en red a través de la luz de LED, distinta a la transmisión tradicional basada en la radiofrecuencia.

Haas ha conseguido desarrollar una tecnología innovadora que nos permitirá conectar al Internet simplemente estando en el alcance de un rayo de luz proveniente de una bombilla LED. Según su creador el potencial de Li-Fi es enorme, especialmente para las futuras aplicaciones del Internet de las cosas:

PureLiFi busca resolver el problema global de la disminución de la capacidad inalámbrica desarrollando y distribuyendo la tecnología para redes de comunicación seguras, fiables y de alta velocidad que integran perfectamente los datos y las infraestructuras de servicios públicos de alumbrado y reducen significativamente el consumo de energía”.

Fundado en 2012, PureLiFi es una spin-off de la Universidad de Edimburgo que lanzó a principios de este año el Li-1st, el primer dispositivo que integra la tecnología Li-Fi y es disponible públicamente. Su funcionamiento queda reflejado en la demo preparada por Harald Haas.

pureLiFi Li-1st from pureLiFi on Vimeo.

El Li-1st permite una comunicación en red a través de un sistema fotosensible adaptado a la emisión y recepción de los rayos de luz LED que trabaja conjuntamente con un dispositivo de iluminación.

Se ha constatado que la velocidad para transmitir los datos llega a 10 Gbps y puede cubrir un alcance de hasta tres metros pero el aspecto más importante de la tecnología Li-Fi, tal como lo apunta su desarrollador, es el alto nivel de seguridad que presenta. Las señales se limitan a rayos que no pueden viajar a través de las paredes, por lo tanto se elimina el riesgo de que alguien fuera del espacio en el que se encuentra el usuario intercepte los datos transmitidos. Por otro lado, la interferencia de los objetos sólidos es el principal inconveniente que puede afectar las conexiones:

Evidentemente si bloqueas la luz por completo entonces ya no funcionará. Aún así, es muy difícil interrumpir un rayo de luz”, asegura Harald Haas.

Para compensar esta desventaja el creador señala el gran número de aplicaciones que se crearían al poder conectar todos los dispositivos que dispongan de una luz LED a la web.

De momento el cambio de la tecnología Wi-Fi por la comunicación de datos usando los pulsos ultrarrápidos de luz será un reto que dependerá de una gran variedad de factores. Para acelerar el proceso PureLiFi se centra en buscar el apoyo de los fabricantes y terceros que forman el ecosistema de la tecnología basada en la luz. Haas admite que habrán muchos obstáculos por superar pero al mismo tiempo está muy convencido de que el Li-Fi creará una industria muy potente y será una alternativa del Wi-Fi en el futuro.

 Imagen principal

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.

  • Juan Martin Marina

    No me parece bueno, ya que uno no deja de estar en un espectro electromagnético y para peor el sistema de conexión esta limitado a la iluminación produciendo un gasto mayor de recursos, y siendo mas fácil la pérdida de conexión por obstrucción.