Innovación

Lemonpay, la app para que tus compras y ventas de Wallapop sean seguras

Escrito por Lara Olmo

Admítelo: te gusta Wallapop pero no te fías mucho de comprar ciertos dispositivos tecnológicos porque no te ofrece garantías. Lemon Pay surge precisamente para que las compras en plataformas de segunda mano sean tan seguras como las de un ecommerce.

Hace tiempo que las plataformas de compraventa de segunda mano funcionan en España, pero lo cierto es que hasta hace poco existían barreras psicológicas que impedían que se extendiera su funcionamiento.

Wallapop ha ayudado en gran medida a derribarlas, y tras ellas llegaron otras apps, que poco a poco han logrado que nos quitemos de encima ese miedo que nos daba comprar objetos usados.

Aunque hay determinadas categorías que todavía generan reparos, como la electrónica o la tecnología de consumo.

¿Qué hacer si me estafan en una app de compraventa como Wallapop o Vibbo?

Por mucho que el vendedor nos garantice que ese dron aparentemente nuevo funciona de maravilla o que quiere deshacerse del smartphone porque le han regalado otro mejor, siempre queda la duda de que se estropeen y después no hay una garantía con la que podamos recurrir, y si el vendedor desaparee, tampoco nadie a quién acudir. Mientras, la plataforma de compraventa no se hace responsable de la avería o se desentiende, porque sólo es un mero intermediario.

Ante este escenario surge Lemonpay, una app que ofrece una solución para garantizar que los artículos tecnológicos adquiridos están en buen estado y si no es así, compensar al comprador. El objetivo es darle al usuario las garantías propias de un e-commerce convencional, pero en las plataformas de compraventa de segunda mano.

Para beneficiarse de esta ventaja, comprador y vendedor deben descargarse la app (gratuita para iOS y Android) y usarla para proceder al pago (con opción de envío por parte de Lemonpay). A partir de ahí, ofrece la contratación de la garantía sin papeleo de ningún tipo, que tiene un coste del 7% sobre el precio del producto.

El dinero sólo se transfiere al vendedor cuando se efectúa la entrega con éxito. Si el pedido no llega a su destinatario, es entregado en condiciones defectuosas o no se corresponde con lo pactado, el dinero se devuelve al comprador.

En caso de que el producto presentara fallos en los 90 días posteriores a la entrega, podrá repararlo el propio comprador y enviarle la factura a Lemonpay para que la abone, pedirle a la aseguradora que lo repare, o solicitar una devolución del 75% de lo que pagó para la compra de otro artículo.

 

Para asegurar los productos, la compañía ha llegado a un acuerdo con el bróker asegurador internacional Willis Towers Watson, que ha diseñado una póliza específica, y para garantizar el pago seguro emplea tecnología Blockchain.

 

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.