Innovación

Réplicas anatómicas virtuales para mejorar las operaciones de reconstrucción

virtual-twin-health
Escrito por Mihaela Marín

La fusión de las nuevas tecnologías empieza a abrir un mundo de posibilidades para los profesionales del sector médico. Entre las más recientes innovaciones introducidas, de momento en fase de desarrollo, se encuentra un sistema que promete mejorar de forma considerable la eficiencia de las operaciones quirúrgicas. El concepto hace referencia a la creación de modelos en 3D de una persona en estado saludable que se puedan comparar con escaneos posteriores en caso de sufrir algún accidente.

De esta forma, todos tendríamos nuestro cuerpo virtual gemelo almacenado en la nube que serviría como una base de datos anatómicos muy importante para los médicos y los cirujanos en la cura de enfermedades o de operaciones de reconstrucción de partes del cuerpo lesionadas.

James Mah, un especialista en imágenes quirúrgicas de la Universidad de Nevada (Las Vegas) declara que la tecnología ya se está usando en algunas escuelas de medicina para ayudar a los estudiantes a practicar las operaciones en cadáveres virtuales. Se trata de unas mesas de autopsia virtuales que crean a partir de radiografías, ultrasonidos o resonancias magnéticas copias fieles de los órganos y tejidos permitiendo a los practicantes ver dentro del cuerpo humano a una escala muy pequeña.

Al mismo tiempo pueden interactuar con los datos en tres dimensiones de distintas maneras, desde cortar los tejidos con tan sólo deslizar un dedo o eliminar las capas de tejidos usando un bisturí virtual, hasta ampliar determinadas zonas para realizar un estudio mucho más detallado: “Recogemos los datos bidimensionales y las procesamos en tres dimensiones. Le permite a una persona interactuar con ellos tocando una pantalla táctil. Si queremos ver a través de ellos podemos eliminar las capas. En cualquier momento podemos girar y acercar la imagen para entrar más a fondo en la anatomía”.

Cuerpos virtuales para rehabilitar a los soldados de guerra

El desarrollo de la tecnología se basa en la fusión de imágenes digitales y datos proporcionados por una amplia categoría de escáneres como los de rayos X, MRI o CT (Computed Tomography). Combinando las diversas exploraciones del paciente se llega a crear una imagen tridimensional completa del cuerpo humano que finalmente se puede manipular igual de fácil que una imagen en una tableta o un teléfono.

De acuerdo con James Mah la técnica ha ido más allá de los laboratorios de las escuelas de medicina. Actualmente, el Ejército de Estados Unidos está investigando la posibilidad de almacenar en la nube imágenes anatómicas en 3D de los soldados para que después puedan ser usadas en las operaciones de reconstrucción realizadas por los cirujanos de guerra.

Para los soldados que se quedan lesionados en el campo de batalla, una versión digital de su cuerpo podría servir para ayudar a los médicos a crear e implantar, si es el caso, las réplicas impresas en tres dimensiones: “Tenemos soldados que sufren lesiones o que pierden extremidades, lo que hace muy difícil el proceso de reconstrucción. La idea es que si hacen una imagen de antemano podrían ser capaces de imprimir un fémur en 3D y de esta forma obtener una plantilla para facilitar la cirugía en el campo. La tecnología podría ayudar a muchos de nuestros veteranos y víctimas de la guerra”, afirma James Mah.

No es el primer intento de recurrir a la tecnología 3D para aumentar la eficiencia de la actividad de los médicos y cirujanos. Hasta ahora se han podido ver otros proyectos parecidos, lo que no hace nada más que encauzar la medicina por el camino sin vuelta de la era digital.

Imagen principal 

 

 

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.