Innovación

Lanzamientos espaciales más baratos por el aumento de la competencia

Explota el cohete de SpaceX para llevar Internet a África
Escrito por Marcos Merino

SpaceX ofrece al Departamento de Defensa de EEUU vuelos al espacio por 300 millones de dólares menos que el antiguo monopolio de Boeing / Lockheed.

Hace 3 años, la GAO (siglas en inglés de ‘Oficina Gubernamental de Rendición de Cuentas’) de Estados Unidos hizo público un informe sobre el coste de los lanzamientos de naves espaciales, en el que se criticaba la opacidad presupuestaria de la United Launch Alliance (ULA), una ‘joint venture’ propiedad de los dos grandes de la industria aeronáutica: Boeing y Lockheed Martin. Sin embargo, esta compañía seguía recibiendo todos los encargos del Departamento de Defensa de EEUU por una sencilla razón: no existía ninguna alternativa, no había más empresas que pudieran ofrecer el mismo servicio que ULA, lo que le concedía una posición de monopolio. Y, entonces, Elon Musk creó SpaceX.

Las estimaciones presupuestarias de la Fuerza Aérea estadounidense para 2018 – 2020 recientemente publicadas marcaban un coste unitario para cada lanzamiento de 422 – 424 millones de dólares. Sin embargo, gracias a la reutilización de sus cohetes Falcon 9, SpaceX puede ofrecer lanzamientos comerciales por tan sólo 65 millones de dólares. Elon Musk lo explicaba así en Twitter: “Los 300 millones de dólares de diferencia entre el costo [de los vuelos] de SpaceX y de Boeing / Lockheed superan el valor promedio de un satélite, por lo que volar con SpaceX significa que el satélite sale, básicamente, gratis”.

Los contratos entre Defensa y SpaceX en 2016 ascendieron hasta los 83 – 96,5 millones de dólares, por lo que algunas voces señalan que la compañía fundada por Musk podría estar apostando a perder algo de dinero a cambio de minar la posición de ULE en su favor. Sin embargo, aún con dichas cifras la reducción de costes sigue siendo notable y una noticia excelente para la carrera espacial, al abrirla a un mayor número de estados y entidades privadas que antes. Y además, SpaceX no es la única competencia del antiguo monopolio: Virgin Galactic y Blue Origin (de Jeff Bezos) también están compitiendo ya por los mismos contratos militares. El panorama de los viajes espaciales podría cambiar mucho y muy rápidamente.

Vía | Futurism

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.